Archivo de la etiqueta: Salud

Rodrigo Álvarez Cambras, el genial médico cubano que es una leyenda viva de la Ortopedia

Entrevista al Dr Alvarez Cambra director del Hospital Fran Paìs Garcia Y HÈROE DEL TRABAJO DE LA REPÙBLICA DE CUBA . Mostrando la condecoracion del Hacha de Holguin
4 DE NOV 2005 .
FOTO JOSÈ RAÙL RODRÌGUEZ ROBLEDA
REALIZADA:04/11/2005
FUENTE:TRABAJADORES
ORIGINALES:JRDRALVAREZCAMBRA6
FOTOGRAFO:ROBLEDA, JOSE R
OBSERVACIONES:PERSONALES/ALVAREZ CAMBRA, RODRIGO/HEROE NACIONAL DE LA REPUBLICA DE CUBA/SNTS/MEDICOS

El Dr. Rodrigo Álvarez Cambras ha tenido la suerte de convertirse en una leyenda viva de la Medicina. Mérito más que bien ganado pues ha dedicado su vida al desarrollo de la Ortopedia en la Isla y a convertir el Hospital Ortopédico Frank País en un centro de referencia de esta especialidad en el mundo.

Todo comenzó hace 50 años cuando el entonces Primer Ministro de Cuba, Fidel Castro, lo montó en un jeep militar y lo llevó a las viejas instalaciones de la Organización Nacional de Rehabilitación de Inválidos [ONRI], un pequeño hospital del municipio Marianao y le encomendó “construir aquí el hospital ortopédico más grande de Cuba y América Latina”.

Con el paso de los años el Hospital Ortopédico Frank País que se levantó en el lugar bajo la guía del entonces joven Dr. Rodrigo Álvarez Cambras se convirtió en un enorme complejo hospitalario con 677 camas dedicado a la cirugía ortopédica, traumatológica, reconstructiva y rehabilitadora del sistema óseo, neurológico y articular. Ganó fama internacional y en la actualidad radica en él la Escuela Iberoamericana de Ortopedia y Traumatología.

Álvarez Cambras nació en la pequeña comunidad de Manga Dulce, en Candelaria, Pinar del Río el 22 de diciembre de 1935, hijo de un emigrante español y una cubana. Su madre por recomendación de un médico amigo de la familia se trasladó a La Habana para dar a luz en la capital, pues estaba embarazada de mellizos y el parto se antojaba difícil. Tan difícil que la hermana de Álvarez Cambras no lo sobrevivió.

Su padre, que era perito mercantil, estaba empeñado en que Álvarez Cambras fuera ingeniero, idea que le atrajo a Rodrigo en su niñez y adolescencia; pero al morir su padre de tuberculosis, cuando él tenía apenas 14 años, decidió convertirse en médico para salvar a sus semejantes de tan atroz enfermedad.

El Dr. Rodrigo Álvarez Cambras ha tenido la suerte de convertirse en una leyenda viva de la Medicina

En 1952 ingresó en la Escuela de Medicina de la Universidad de La Habana, pero no pudo concluir sus estudios al ser cerrada la casa de altos estudios. Como muchos estudiantes de la época se opuso al Gobierno de Fulgencio Batista y fue herido en una manifestación. Siendo atendido en el Hospital Calixto García observó a los médicos atendiendo una fractura y fue entonces cuando decidió especializarse en Ortopedia.

Junto a sus profesores de la Universidad de La Habana realizó varias cirugías ortopédicas en 1956 hasta que decidió pasar a la clandestinidad pues se había afiliado al Directorio Revolucionario dirigido por José Antonio Echeverría que había decidido tomar la vía armada para derribar el Gobierno.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 desempeñó varios cargos políticos y administrativos hasta que en 1964 decidió retomar sus estudios, graduándose como médico ese mismo año. Fue enviado a Santiago de Cuba como integrante del servicio médico rural y luego regresó a La Habana donde pasó a dirigir el Instituto de Ortopedia de La Habana.

En 1965, Álvarez Cambras, estuvo en el Congo para prestar ayuda al comandante Ernesto Guevara. Allí adoptó el nombre de guerra de Kiko.

El Primer Ministro Fidel Castro le envió luego a Francia para que perfeccionara su preparación como ortopédico y a su regreso a la Isla fue cuando le encomendó construir lo que luego se convertiría en el Hospital Ortopédico Frank País.

Álvarez Cambras nació en la pequeña comunidad de Manga Dulce, en Candelaria, Pinar del Río el 22 de diciembre de 1935

Entre las facetas menos conocidas de su vida se encuentran el viaje relámpago que hizo junto a un equipo médico soviético a las zonas de combate de Afganistán, donde recomendó que los heridos fueran atendidos en Cuba o su relación personal con el dictador iraquí Sadam Hussein a quien atendió y operó de una grave dolencia en la columna vertebral.

Álvarez Cambras terminó por convertirse a fuerza de talento y dedicación en el médico más popular de Cuba. Por sus hábiles manos pasaron ocho presidentes, decenas de primeros ministros, príncipes y figuras del arte y el deporte.

TODOCUBA.ORG

La historia de la única sobreviviente del accidente aéreo en Cuba (+ Fotos)

Por: José Alejandro Rodríguez

Las enfermeras que cuidaron a Mailén, y que estuvieron a su cabecera, velándola y atendiéndola como a una princesa, aún se enternecen al mencionarla. Foto: Maykel Espinosa Rodríguez

Tras más de 70 días de una fiera batalla por su vida, Mailén Díaz Almaguer parte del hospital Calixto García, donde ha dejado un antes y un después. Ya lo más duro ha pasado. La rescataron de impredecibles zarpazos de la muerte, y ahora comenzará una nueva fase de estabilización y rehabilitación en el Hermanos Ameijeiras.

Mientras la trasladan en camilla hacia la ambulancia, la joven lanza besos al aire como solo puede hacerse a los 19 años. Y llora hacia adentro, silenciosamente, con una precoz nostalgia. Del lado de acá, también lloran los “sanadores” primeros de la única sobreviviente del accidente aéreo del 18 de mayo pasado en La Habana: médicos, enfermeras, sicólogos y demás trabajadores del Calixto, contagiados para siempre del síndrome afectivo que les ha legado Mailén. Sienten su ausencia luego de tantas jornadas sin relojes ni descansos por salvarla.

Mailén fue la prueba de fuego para la joven sicóloga de solo 26 años Onelia Solano Basulto. Foto: JR.

El hospital Calixto García, el más experto y sabio en el tratamiento a pacientes politraumatizados, recibió aquella tarde de viernes a Mailén, a Gretell Landrove Font y a Emiley Sánchez De la O. Comenzaría así un insólito combate, que implicó aunar equipos multidisciplinarios de la medicina, con expertos también de otras instituciones de salud. Talento y agallas para atender a lesionados de un avión que se estrella poco después de despegar. Son pocos los que se salvan de esas tragedias aéreas, pero quedan dislocados en cuerpo y alma de tanta fiereza. Y solo sobrevivió Mailén.

El doctor Esteban Reyes, profesor principal de Medicina Intensiva y Emergencia, también siente el traslado de la  paciente hacia el Hermanos Ameijeiras como si se le fuera algo de muy adentro. No es para menos. El acompañó al eminente Armando González, jefe de la sala de Terapia Intensiva del Calixto, en la gran confabulación por la vida de Mailén, junto a tantos notables y expertos galenos de distintas disciplinas e instituciones médicas reunidos allí.

Se le quiebra la voz cuando habla de la muchacha a un profesional que ha visto y tratado tanto sufrimiento humano. Pero retorna al equilibrio para explicar la complejidad del caso: lesiones a nivel de columna, cervical, torácica, dorsal, en extremidades, tibia, peroné, pelvis, quemaduras, lesiones a nivel de glúteo, que requirieron de curas y drenajes frecuentemente. Por la afectación medular, quedó parapléjica, y su organismo drenó por diversos sitios, lo que trajo complicaciones.

Hubo intervenciones quirúrgicas, estabilizaciones y desestabilizaciones, avances y retrocesos en su sistema hemodinámico. La evolución no fue nada lineal en una paciente en estado tan crítico, con constantes peligros para su vida y las enfermedades oportunistas que comprometen e inmunodeprimen.

El doctor Esteban Reyes siente, con el traslado de la joven hacia el Hermanos Ameijeiras, como que se le va algo de muy adentro. Foto: JR.

Desde la fase de emergencia y urgencia, mientras se trataba a la joven con denuedo y enfoques médicos sistémicos, se priorizó la atención esmerada a los familiares, que al principio estaban en estado de shock y no se movían de un local asignado en el hospital. La información precisa y constante, con prudencia y tacto, pero siempre con la verdad en la mano. Era una especie de equilibrio entre expectativas reales y esperanzas. Eso, además de las atenciones que tuvieron desde los más altos niveles de decisión del país.

Vamos, hay que seguir luchando

Todos en el equipo multidisciplinario coinciden en que es una familia sencilla de pueblo, muy colaborativa y unida, con valores humanos, cooperación y receptividad, por encima de sus penas e incertidumbres. Pero, especialmente, la abuela fue el pilar. Una señora de gran sensibilidad, fortaleza y confianza en que su nieta se salvaría. Con el ánimo siempre arriba. En los momentos más difíciles era quien levantaba al resto, y decía: “Vamos, hay que seguir luchando”.

Entre el equipo y Mailén fue germinando un toma y daca, una retroalimentación biunívoca que fortalecieron los estoicismos y esperanzas respectivos. No era una paciente común. Sí escuchaba, y mantenía comunicación. Aún con una traqueotomía, y sin poder hablar, hablaba, asentía o negaba con sus ojos intensos y bellos. Reflejaba pena o alegría. Todos los que la atendieron allí confiesan que es una muchacha muy hermosa, en lo externo, y en eso que va por dentro y le dicen alma. Tiraba besos a médicos y enfermeras, y les manifestaba que los quería, con sus códigos emergentes.

En las estrategias de comunicación con la paciente y su familia tuvo especial protagonismo el equipo de sicólogos, liderado por Jesús Efraín Ajuria Lauzurique, jefe de esos servicios en el Calixto García. Los especialistas fueron percatándose de que la joven estaba desorientada desde el punto de vista temporal y espacial, y había desarrollado una reacción al trauma.

Esenciales resultaron las estrategias de comunicación con la paciente y su familia, comenta el profesor Jesús Efraín Ajuria Lauzurique, al frente del equipo de Sicología. Foto: JR.

Con sumo cuidado, obligados a restudiar la sicología de desastres, fueron asumiendo la problemática de lo que se denomina “memoria fragmentada”, pues todavía no hay un proceso de síntesis e integración. Un ejemplo de esto es que Mailén insistía en que había tenido un accidente de carretera. Y cuando se le explicó que era de aviación, abría los ojos desmesuradamente, movía la cabeza en signo de negación. A la larga, con el tiempo, ella debe reconstruir la memoria de los hechos acaecidos.

Amputada la pierna, no la esperanza.

Un momento muy difícil fue la preparación para la amputación de la pierna izquierda, al nivel de la rodilla, que a pesar de todos los esfuerzos, ya comprometía su vida. Primero el tratamiento fue con la familia, pero a la paciente, en esa situación que tenía, inmunodeprimida, no se le podía anticipar nada sobre lo que resultaba imprescindible.

Después de la operación, la muchacha indagaba por su pierna, como que intuía algo. Y para asearla le ponían un parabán en la mitad del cuerpo. Las enfermeras le enrollaban una colcha en el sitio. Pero ella sospechaba…  Y en el momento indicado fue que se le comunicó, con muchos argumentos y cuidados.

Otra situación crítica se dio dos semanas antes de que marchara hacia el Hermanos Ameijeiras: un empeoramiento respiratorio y cardiocirculatorio producto de la lesión a nivel cervical. Y de este fueron saliendo de forma progresiva gracias a la estrategia multidisciplinaria, hasta que se pudo marchar con el mínimo de antibióticos y con la perspectiva de suspenderlos al final.

Desde un principio la comunicación fue decisiva. Se idearon muchos artilugios. Primero, una especie de alfabeto en una hoja, y quien la atendía iba deslizando sus dedos sobre este, letra a letra, como en una güija, hasta que Mailén asintiera con los ojos en la indicada. Así, lentamente, se armaba una frase de ella. Ya después articulaba las palabras aunque no las pronunciara, y sus interlocutores aprendieron a leer los movimientos de sus labios.

Una paciente excepcional.

La excepcionalidad de Mailén como paciente fue revelándose con los días. Ella facilitó sobremanera el tratamiento porque expresaba su consentimiento y comprensión de cada paso, aunque tuviera dudas e incertidumbres. Siempre la salvaba su sensibilidad, su elevado componente afectivo, su cariño expansivo y una estoicidad a toda prueba, que emergió en las dolorosas y cruentas curas de sus lesiones, entre las caricias de sus enfermeras, que ocultaban una que otra lágrima.

Ellas, que la cuidaban las 24 horas, se enternecen al mencionarla. Todas actuaban en consonancia con las estrategias y órdenes del equipo médico, pero le insuflaban su aliento muy personal. Estaban allí, a su cabecera, velándola y atendiéndola como a una princesa. Y como Mailén es dulce y juguetona, hasta presumida, le cambiaban todos los días de peinado, le pintaban los labios, le echaban cremitas en el rostro. Le ponían hebillas en el pelo, le lavaban el cabello con buen champú que traían de sus casas.

Todo el mundo la complacía. Hubo médicos que le traían bombones. Y hasta se mandó a buscar a Holguín un muñeco de peluche que le acompañaba desde su infancia. Le pusieron una bocinita de música. La seño Evelyn le cantaba la canción Chiquita mía, de Álvaro Torres, que fue tema de la celebración de los 15 de Mailén.

Lo colectivo puede más.

Fueron más de 70 días excepcionales y una lección final: el trabajo colectivo y multidisciplinario puede mucho más, fortalece la experiencia de cada quien y su visión sistémica de la medicina, al tiempo que, en los momentos más difíciles, desarrolla las relaciones afectivas no solo con el paciente y sus familiares, sino entre los propios miembros del equipo. Es una ganancia humanista también.

Hay curiosas coincidencias en la vida: Onelia Solano Basulto, sicóloga de la sala de Terapia Intensiva, con apenas 26 años, había comenzado a trabajar allí en el Calixto solo unas semanas antes. Y la holguinera fue su prueba de fuego, pues le ayudó a creer para siempre que su lugar es ese, de cara a lo difícil y tenso. El doctor Armando González, durante muchos años jefe de Terapia Intensiva, fue el timonel de esta expedición arriesgada por Mailén, antes de jubilarse ya con 70 años, y habiéndolo visto y enfrentado todo, o casi todo. Enigmas cuasi genéticos de la medicina cubana, entre uno que parte y otra que llega.

Al mencionar a Mailén y su ida en pos de otra etapa de recuperación y rehabilitación, todos los que encuesté, desde el más encumbrado especialista hasta la trabajadora más humilde del hospital, confesaron que la extrañan y que sienten como un vacío desde que se fue.

Le pregunto al profesor Ajuria si cree que algún día esta singular paciente se aparecerá en el Calixto. Y responde con un brillo en los ojos: “Más que aparecerse por aquí, lo más importante es que Mailén sea una muchacha muy feliz sin su pierna. Ella se lo merece”.

Especial protagonismo tuvo en la atención del caso el equipo de sicólogos. Foto: JR.

Doctor Ifrán Martínez Gálvez. Foto: JR.

Confesiones de un médico.

“Llevo laborando 30 años en el hospital Calixto García. Comencé de enfermero, y después estudié Medicina. Me especialicé en Angiología.

“El caso de Mailén me obligó y me va a seguir obligando a ser más integral como médico, pero también a elevar mi sensibilidad humana como profesional.

“Tengo mucha experiencia con amputados en mi especialidad. Pensé  que ella se iba a desplomar, pues es una muchacha de apenas 19 años. La mayoría de las personas se deprimen en esas circunstancias; sin embargo, ella no se derrumbó.

“Esta paciente trajo discusiones fuertes, y al mismo tiempo hermosas, en el equipo multidisciplinario, así como debates entre las distintas especialidades. Teníamos un afán feroz por salvarla y nadie quería fallar en su especialidad. Aprendimos más medicina en estas discusiones, porque tuvimos que recordar y desempolvar conocimientos.

“Los profesores de Rehabilitación también jugaron un papel vital. Era un intercambio valioso, siempre liderado por la profesora Olguita, designada por el Ministerio de Salud Pública, y por nuestro director entonces, el doctor Carlos Alberto Martínez Blanco.

“Martínez era como el árbitro, el moderador. Él nos calmaba y nos exhortaba, y siempre nos decía: “Sin prisa, pero sin pausa””.

Lo positivo, ahora que Mailén está en el Hermanos Ameijeiras, es que el profesor Pardo, jefe de Terapia Intensiva de ese hospital, fue parte de nuestro equipo desde el comienzo. Y conoce esta historia tanto como nosotros. Con él aprendimos cómo se discute un caso. Yo respeto mucho con qué carisma y técnica este profesor da un criterio.

El día que trasladaron a Mailén fue muy triste. Es que ya no éramos paciente y profesionales de la salud. Éramos más que familia. No la hemos visto más.

Si me preguntan diría que hubiésemos querido que la recuperación hubiera concluido en el Calixto, pero también entendimos que ya el hospital había cumplido su misión, que era preservarle la vida. Muchos de nosotros desearíamos volver a atenderla. Lo más importante es la satisfacción de haber aportado lo nuestro en su evolución”. (Doctor Ifrán Martínez Gálvez, subdirector del hospital Calixto García)

Hospital Docente Calixto García. Fotos: Maykel Espinosa.

Hospital de referencia.

El hospital Calixto García es la institución médico-docente más antigua y de mayor tradición de nuestro país, en la que se han formado, en sus ya más de 120 años, miles de profesionales y técnicos de la salud de reconocido prestigio.

Cuenta con una tecnología de avanzada y un equipo multidisciplinario de médicos, profesionales de la salud y personal paramédico de alta calificación y experiencia. A lo largo de su historia, este hospital ha sido pionero en el desarrollo e implementación de diversas y novedosas técnicas, lo que nos ha hecho ser el hospital universitario por excelencia.

Con frecuencia se celebra un congreso para conmemorar el aniversario de su fundación, para que los investigadores, trabajadores de la salud y personal afín a las ciencias biomédicas de todo el país y de otras partes del mundo, puedan unirse y compartir experiencias.

Los antecedentes del centro datan de enero de 1896. Se reconoce que en tiempos de la colonia jugó un papel importante en la sanidad militar. La construcción del inmueble original estuvo a cargo del ingeniero Carlos E. Cadalso. Al inaugurarse solo tenía nueve pabellones y 200 camas.

De acuerdo con información ofrecida en el sitio web de la institución, en la actualidad el centenario hospital presta servicios asistenciales en más de 30 especialidades  y medios de diagnóstico, con un total aproximado de más de 2 280 trabajadores de todas las categorías ocupacionales.

Nota:

Este texto fue elaborado a partir de los testimonios de los siguientes integrantes del colectivo del hospital Calixto García: doctor Ifrán Martínez Gálvez, subdirector del centro y angiólogo; doctor Esteban Reyes, especialista en Medicina Intensiva y Emergencia; doctor Jorge Ernesto Ruiz, jefe de Anestesiología; doctor Luis Garcés, nutriólogo; Jesús Efraín Ajuria, jefe de los Servicios de Sicología; Orlando Castellanos Santiesteban, sicólogo de Neurocirugía, Neurología Ictus y Neumología; Hary Aguilera Cárdenas, sicólogo de la Unidad de Intervención en Crisis; Onelia Solano Basulto, sicóloga de la sala de Terapia Intensiva; Alicia Sende Oduardo, jefa de Enfermería del hospital; Grisel Díaz Bacallao, jefa de Enfermería de la sala de Terapia Intensiva; Marlene Hernández, enfermera supervisora; Yarisleidy Cobas, jefa de Enfermería de la sala de Nefrología; Evelyn Sotomayor, enfermera de la sala de Terapia Intermedia, y Dora Álvarez, jefa de Enfermería de la sala de Quemados.

Aspiramos, en una segunda entrega, a entrevistar a los familiares de Mailén. Y soñamos con que algún día, cuando estén creadas las condiciones, podamos entrevistarla a ella.

Agradecemos también a nuestra asistente de Redacción Mercedes del Risco, por su constancia y generosidad en transcribir tantas horas de entrevistas para que pudiera redactarse y publicarse esta historia.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Medidas sanitarias en La Habana para enfrentar el verano

Doctora Yadira Olivera Nodarse, subdirectora provincial de Salud y directora del centro provincial de Higiene, Epidemiologia y Microbiología. Foto del autor

Ante el posible aumento de las atenciones médicas por enfermedades diarréicas, la Dirección Provincial de Salud Pública en La Habana ha adoptado un conjunto de medidas sanitarias para enfrentar el verano.

La doctora Yadira Olivera Nodarse, subdirectora provincial de Salud y directora del centro provincial de Higiene, Epidemiologia y Microbiología, dijo que el agua de consumo de la población se está clorando, además de realizarse el muestreo del preciado líquido a nivel de la red en los 198 puntos que existen en la ciudad.

De acuerdo a la directiva de Salud, semanalmente se monitorea la calidad del agua. Como parte de las medidas también se realiza la evaluación de las fuentes de abasto, donde se garantiza de las mismas el agua salga con una dosificación de dos partes por millón, lo que permite que una vez que el agua llegue a la red de la vivienda tenga la dosificación de cloro necesaria para tener una calidad buena del agua.

Según la Dirección Provincial de Salud en la capital, entre las medidas sanitarias para enfrentar el verano está la suspensión de la utilización del agua para el consumo que pudiera estar contaminada, del abastecimiento por carros cisternas, la vigilancia a través de los equipos básicos de salud, en las pesquisas activa buscando pacientes que hayan tenido diarrea. Así como llevar la educación sanitaria de todas las medidas que deben de cumplir hasta cada uno de esos lugares.

La manipulación y elaboración de los alimentos contemplan medidas a cumplir. “Contamos con un número importante de cafeterías donde se expiden alimentos, y el cuerpo de inspectores a través de las estructuras a nivel provincial y en los centros y unidades de higiene y epidemiologia de los 15 municipios capitalinos se realizan inspección sanitaria estatal en cada uno de estos lugares”, enfatizó Olivera Nodarse.

Los inspectores chequean la higiene del local, calidad del agua, la conservación de los alimentos y la manipulación que es un elemento importante.

Es propósito de la Dirección Provincial de Salud en La Habana mantener la estabilidad epidemiológica que ha tenido un control, a partir de las medidas adoptadas en las últimas semanas de las atenciones médicas por diarrea.

 

Cuba registra la más baja tasa de mortalidad infantil en su historia

En 2017 Cuba ya había registrado un índice récord de 4,0 por cada mil nacidos vivos. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.
Durante los primeros cinco meses de 2018 Cuba alcanzó la tasa de mortalidad infantil más baja registrada en su historia, con un índice de 3,9 por cada mil nacidos vivos, una décima menos que la reportada en el país al cierre del pasado año.
El ministro de Salud Pública, Roberto Morales, citado por la televisión nacional, afirmó que el nuevo récord evidencia la consolidación del programa materno infantil y destacó los esfuerzos del gobierno en la atención primaria, en hogares maternos y unidades intensivas pediátricas.
El sistema de salud cubano, dijo, se propone mantener en 2018 un registro inferior al mínimo histórico de 4,0 registrado en 2017.
Morales agregó que se prioriza la atención a la mortalidad materna y a las estrategias para mejorar los servicios de neonatología, parto y preparto en toda la nación.
Según detalló, también se avanza en las técnicas adquiridas en el tratamiento a parejas infértiles y se extreman medidas con sus posibles causas, entre las que sobresale el aborto.
El pasado año, el logro del índice de 4,0 significó que el país mantuvo por décimo año consecutivo su tasa de mortalidad infantil por debajo de cinco.
(Con información de Prensa Latina)

Miguel Díaz-Canel visita lugares de interés económico y social en La Habana

El jefe de Estado cubano, Miguel Díaz-Canel, compartió con el pueblo cubano. Foto: Estudios Revolución
El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez recorrió varios lugares de interés económico y social de la capital, como parte de una visita de dos días que realiza el Consejo de Ministros a esta ciudad.
La jornada matutina inició en la Empresa Complejo Lácteo de La Habana, ubicada en el municipio del Cotorro e inaugurada en agosto de 1974 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
El director de la empresa, Chelenin Darias Jorge, ofreció una detallada explicación sobre el proceso inversionista que allí se acomete y precisó que en el 2017 se ejecutaron 20 millones de pesos. Ello permitió mejorar los sistemas eléctrico y de refrigeración, sustituir dos calderas de vapor y remodelar la línea de producción de yogurt de soya. Para este año los esfuerzos están dirigidos al montaje de una tercera caldera que recuperará la capacidad inicial de la industria.
La ministra de la Industria Alimentaria, María del Carmen Concepción González, señaló que desde la década del 90 el Complejo Lácteo no se sometía a un proceso inversionista de esta envergadura, que permitirá ir aumentando paulatinamente los niveles de yogurt de soya, helado, queso y mantequilla.
El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros subrayó la importancia del mantenimiento oportuno para que esta industria no vuelva al estado de deterioro en que se encontraba hace dos años, cuando tuvo que ser paralizada completamente.
Insistió en el alto impacto que tienen los productos lácteos para la población y en la necesidad de trabajar para lograr una sostenibilidad en el tiempo de las inversiones que se acometen.

Díaz-Canel visitó la Empresa Complejo Lácteo de La Habana. Foto: Estudios Revolución
Acompañado además por la miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y primera secretaria del Comité Provincial en La Habana, Mercedes López Acea, y el presidente del Gobierno, Reynaldo García Zapata, recorrió algunas áreas del complejo donde dialogó con los trabajadores acerca de las condiciones laborales, los salarios y la capacitación.
El segundo momento del recorrido ocurrió en la comunidad Revolución, situada en las cercanías del recinto ferial Expocuba, perteneciente al municipio de Boyeros, donde se alistan 145 viviendas en instalaciones que pertenecían al instituto politécnico Villena Revolución.
Por intermedio de Michel Milán Reyes, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial, Díaz-Canel Bermúdez conoció que, además de los apartamentos de entre uno y tres cuartos, se han diseñado espacios para bodega, panadería, carnicería, consultorio médico de la familia, así como áreas para la recreación y el deporte.
Durante el recorrido, al que se sumó el ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, el Presidente cubano pudo apreciar el confort de los apartamentos, donde vivirán próximamente trabajadores de educación que se encuentran albergados y otras familias con necesidades habitacionales.
Insistió en que desde el principio se ordene el tema legal de las viviendas y sus formas de pago. Además, convocó a velar porque no se hagan construcciones aledañas dentro de la comunidad que se conviertan en violaciones urbanísticas.

Miguel Díaz-Canel camina junto a la secretaria del PCC en La Habana, Mercedes López Acea. Foto: Estudios Revolución
Más adelante visitó la Unidad Provincial de Higiene, encargada de la deposición final de la basura en la ciudad. El director provincial de Servicios Comunales, Onelio Ojeda López, explicó la situación del equipamiento para la higienización de la capital, el cual ha estado afectado, sobre todo, debido a la paralización de alrededor de 40 camiones colectores, de los 90 que requiere el territorio para acopiar los más de 23 mil metros cúbicos de desechos que a diario se generan.
En tal sentido, se actualizó acerca del programa de inversiones destinado a reparar estos equipos y a adquirir nuevos, necesarios para la recogida de basura.
Al respecto, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz, comentó que al tema de Servicios Comunales se le ha dado prioridad en el Plan de la Economía, pues resulta imposible hablar de una ciudad higienizada si no se destinan recursos para ello.
Díaz-Canel Bermúdez catalogó el problema de la recogida de basura como uno de los más complejos en la provincia. Su solución –dijo– marcará un hito y distinguirá el trabajo que en la capital se realiza.
La jornada vespertina continuó por el preuniversitario Mártires de Porvenir, del municipio de Diez de Octubre, donde estudian 573 jóvenes. Acompañado por la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, recorrió la institución, inmersa en un amplio proceso de reparación y mantenimiento.
Allí visitó varias aulas y laboratorios donde sostuvo amenos intercambios con estudiantes y profesores acerca de los planes de estudio; los exámenes de ingreso a la universidad; el empleo de las nuevas tecnologías; la importancia del idioma inglés, la computación y la práctica de deportes; así como la necesidad de que se mantengan actualizados sobre los principales acontecimientos nacionales e internacionales.

Díaz-Canel en el preuniversitario Mártires de Porvenir. Foto: Estudios Revolución
En el hogar de ancianos “28 de Enero”, enmarcado también en el municipio de Diez de Octubre, el Presidente cubano conoció de las labores constructivas que ahí se realizan para recuperar y ampliar capacidades en esta institución fundada en 1923.
Actualmente el hogar cuenta con poco más de un centenar de camas en cinco salas. Los adultos mayores allí inscritos, en su mayoría con edades comprendidas entre los 70 y 89 años, reciben atención médica, estomatológica y sicológica, además de servicios de rehabilitación y actividades de recreación.
En el recorrido junto al ministro de Salud Pública, Roberto Morales Ojeda, Díaz-Canel Bermúdez saludó a los abuelos, se tomó fotos con algunos de ellos y se interesó por su salud y los cuidados que allí reciben.
De camino hacia el policlínico docente de Lawton, último punto del recorrido, Díaz-Canel Bermúdez compartió con el pueblo que lo esperaba a las afueras del hogar de ancianos para ratificar su apoyo a la Revolución Cubana y a la continuidad histórica que él representa.

Díaz-Canel visitó el policlínico docente de Lawton. Foto: Estudios Revolución
Ya en la institución médica, que en 1983 fue seleccionada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz para iniciar el Programa del médico y la enfermera de la familia, la directora del policlínico, Esmiraida Parra Castañeda, explicó que el área de salud abarca más de 25 mil habitantes, los cuales se benefician con los servicios de urgencia, de laboratorio clínico y SUMA, de radiología y ultrasonido diagnóstico, de terapia física y rehabilitación, de estomatología, de alergia y de cirugía menor, así como la consulta de atención integral al diabético. Igualmente, realizó una actualización sobre el desarrollo de la tecnología y las actividades de docencia e investigación.
Durante el recorrido por diferentes áreas del policlínico, Díaz-Canel Bermúdez intercambió con la población que también allí se había acumulado y con los trabajadores. Se interesó por las condiciones de trabajo y la aceptación que tienen los diferentes servicios que brindan.
Al despedirse, les deseó éxitos en el trabajo y los instó a defender con orgullo la historia que es parte del policlínico, de su colectivo y de Cuba; defiéndanla siempre, porque será esencial para la construcción de un mundo mejor, el cual es posible.

Díaz-Canel en el preuniversitario Mártires de Porvenir. Foto: Estudios Revolución

Miguel Díaz-Canel recorrió varios lugares de La Habana. Foto: Estudios Revolución.

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución
Cubadebate