Archivo de la etiqueta: Sancti Spíritus

Discurso pronunciado por José Ramón Machado Ven­tura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Co­munista de Cuba y Vicepresidente de los Consejos de Es­tado y de Ministros, en el acto central nacional por el aniversario 63 de los ataques a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Sancti Spíritus, el 26 de julio de 2016, “Año 58 de la Revo­lución”.

Machado Discurso
(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)
Compañero General de Ejército Raúl Castro Ruz;
Combatientes de la gesta del 26 de Julio y expedicionarios del Granma;
Familiares de los caídos;
Compatriotas y amigos de otras latitudes aquí presentes;
Espirituanas y espirituanos:
Seguro de expresar el sentir de nuestro pueblo y de millones de amigos de Cuba a lo largo y ancho del mundo, comienzo estas palabras trasmitiendo, en nombre de todos y en una fecha de tan especial significado, la más cálida felicitación al compañero Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, por su ya cercano 90 cumpleaños.
Y algo aún más importante: ratificarle el compromiso de seguir siendo fieles a las ideas por las que ha luchado a lo largo de su vida y de mantener siempre vivos el espíritu de resistencia, la combatividad, el pensamiento dialéctico y la fe en la victoria que él supo inculcarnos, en primer lugar, con su ejemplo (Aplausos).
Preparándome para esta intervención, estudié nuevamente su discurso en esta ciudad, el 26 de julio de 1986.
Como es lógico, dedicó parte de sus palabras a las tareas en que se encontraba inmerso el país en aquel entonces, en medio de grandes peligros, incluida la amenaza de agresión militar directa. Eran circunstancias sumamente complejas, aunque muy diferentes a las actuales, sobre todo, en el escenario internacional. Sin embargo, parecen dichos hoy los conceptos esenciales expresados aquel día, las ideas y orientaciones acerca de cómo hacer mejor las cosas. En aquella ocasión nos alertó, y cito: “No vale la pena avanzar si no se consolida lo que se ha hecho”.
Seguidamente señaló: “…no hemos sido capaces de recalcar y de inculcar que el primer deber del revolucionario es el trabajo (…) solo del trabajo va a salir la riqueza”. Y concluyó afirmando: “Un pueblo que es capaz de vencer sus propios defectos, sus propios errores; un pueblo que no teme a nada, un pueblo que no se doblega ante nada ni ante nadie, es y será siempre un pueblo invencible” (Aplausos).
La vigencia de esas ideas no es un hecho fortuito ni resulta algo extraordinario. Es consecuencia lógica de una Revolución que ha actuado invariablemente sobre la base de los principios, y que lleva adelante un pueblo que desde 1959 lucha por alcanzar los mismos objetivos, bajo la guía de sus líderes históricos.
Como en toda obra humana, hemos cometido errores en estos más de 57 años, pero nuestro pueblo ha sido capaz de rectificarlos y de vencer cada obstáculo, entre otras razones, porque pronto comprendió que una transformación social profunda no se limita a disfrutar de los derechos conquistados, implica deberes que imponen muchos esfuerzos, sacrificios y peligros, no en busca de quimeras, sino con los pies en la tierra y luchando cotidianamente por hacer realidad cada avance que permitan las circunstancias. No es casual que la magistral definición del compañero Fidel comience expresando: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado…”.
Con esa clara conciencia emprendimos la actualización de nuestro modelo económico y social, caracterizado desde sus inicios por la más amplia, democrática y real participación ciudadana, en una escala y profundidad inimaginables en países que se autoproclaman paradigmas de la democracia.
Como recordamos, prácticamente todo el pueblo tomó parte activa en el proceso realizado hace más de cinco años, y que hoy tiene continuidad en el análisis por cientos de miles de militantes del Partido, la UJC y representantes de todos los sectores de la sociedad, de los documentos que por su alcance estratégico y especial trascendencia para el futuro del país, acordó someter a consulta el VII Congreso del Partido, antes de su aprobación definitiva por el Comité Central el próximo mes de diciembre.
En las 22 241 reuniones realizadas desde mediados de junio, cuando comenzó el proceso que se extenderá hasta septiembre, han participado 704 643 compatriotas que realizaron 359 648 intervenciones, incluidas 95 482 propuestas dirigidas, casi sin excepción, a enriquecer y a hacer más precisos estos documentos. Son datos que demuestran la comprensión que existe acerca de la importancia de este debate.
Como ha ratificado el Primer Secretario de nuestro Partido, se introducirán cuantos cambios sean necesarios y al ritmo que decidamos. Sin excepción se dirigen a consolidar nuestro socialismo, a hacerlo más próspero y sostenible. Cada uno será fruto de la decisión soberana de los cubanos; ninguno, ni el más mínimo, obedecerá a presiones externas, buena parte de ellas con el propósito, solapado o abierto, de desmontar la obra revolucionaria.
El discurso pronunciado por el compañero Fidel en esta ciudad hace 30 años, en sencillas palabras resume cómo era antes de 1959 la vida de los habitantes del territorio que hoy forma la provincia, cuando aquí, como en todo el país, predominaba el desempleo, la pobreza, la falta de escuelas y de asistencia médica.
Solo mencionaré un dato: el índice de mortalidad infantil: más de 60 por cada 1 000 nacidos vivos, según cálculos muy optimistas, pues no existían estadísticas confiables y puede que realmente superara los 100. El pasado año, en la provincia ese indicador fue de 4,2, a la altura de países de gran desarrollo económico (Aplausos).
Algo más, en las zonas incluidas en el Plan Turquino, es decir, en las montañas, la mortalidad infantil es cero (Aplausos). No es difícil imaginar las cifras escalofriantes que alcanzaría en los años cincuenta, cuando cientos de niños morían de enfermedades curables, por falta de medicamentos que podían valer incluso unos pocos pesos, pero que eran inalcanzables para muchos campesinos.
Son cifras y hechos que llaman a la reflexión y permiten aquilatar cuánto ha avanzado nuestro pueblo desde entonces. No podemos olvidar que para hacer realidad oportunidades, derechos y posibilidades que hoy se ven como algo normal y hasta algunos piensan que nos cayeron del cielo, hubo que verter ríos de sudor e, incluso, mucha sangre.
Fidel reconoció aquel día los importantes avances de la entonces joven provincia de Sancti Spíritus en el frente económico, la educación y la salud. Como es conocido, pocos años después vino la etapa más aguda del Periodo Especial y hubo que renunciar temporalmente a buena parte de aquellas conquistas. Hoy están recuperadas prácticamente todas, algunas correspondían a aquel momento histórico y no sería racional restablecerlas, en cambio otras —y no son pocas— están en una fase cuantitativa y cualitativamente superior a la de aquellos años. Ello es muestra del espíritu de pelea que ha caracterizado siempre a espirituanas y espirituanos, hijos de un pedazo de Cuba con particular protagonismo en la historia patria (Aplausos).
Sancti Spíritus tuvo especial significación para el Mayor General Máximo Gómez. Aquí libró, entre enero de 1897 y abril de 1898, la Campaña de La Reforma, cuando al mando de 4 000 mambises logró empantanar y causar enormes bajas a un contingente de 50 000 soldados españoles. Escogió como teatro principal de operaciones esos potreros que conocía muy bien desde la Guerra de los Diez Años y donde en 1876 nació en la manigua su hijo Panchito, símbolo del patriotismo, la fidelidad y valentía de la juventud cubana.
Aquí un puñado de mambises, encabezados por el coronel Ramón Leocadio Bonachea, continuó combatiendo más de un año tras el pacto del Zanjón, y cuando fue imposible continuar la lucha, a 22 kilómetros de esta ciudad, en la estación ferroviaria de Jarao, dejó constancia escrita de que no se acogía a ningún pacto.
Aquella histórica acta la firmó también otro gran hijo de esta tierra, Serafín Sánchez Valdivia, quien participó en las tres guerras independentistas y llegó a alcanzar el grado de Mayor General del Ejército Libertador. Sus palabras al sentir que lo atravesaba una bala enemiga: “¡Me han matado, no importa, que siga la marcha!”, constituyen legado y símbolo de actitud inclaudicable ante los enemigos de la patria (Aplausos).
Esa es la estirpe gloriosa de nuestro pueblo, de los combatientes del Ejército Rebelde y de la lucha clandestina; de los milicianos de Girón y la lucha contra bandidos; de los combatientes y colaboradores internacionalistas; de los millones de cubanos de todas las edades que enfrentan los retos del presente.
Compañeras y compañeros:
El trabajo organizado y sostenido, sin perder tiempo en fanfarrias, permitió a la provincia merecer la sede de este acto. Es un reconocimiento a la labor de sus cuadros, de sus estructuras de dirección, y en primer lugar de su pueblo; al esfuerzo diario y consciente de cada trabajador y trabajadora, demostración fehaciente de su firme respaldo a la Revolución (Aplausos).
Sancti Spíritus viene teniendo en los últimos años un sostenido avance en los principales indicadores económicos y sociales; sobresale, entre otros, por el paulatino despegue, sobre bases sólidas, de la producción agropecuaria. Por ejemplo, es sostenido el crecimiento de la producción de leche, incluso por encima de los planes previstos; la provincia fue baluarte en ese importante renglón y, afortunadamente, ya vuelve por sus fueros. En el resto de las producciones, como norma se cumplen los planes, aunque algunos, como el de arroz, con los reajustes que impuso la sequía.
No obstante, es bueno aclarar que cumplir el plan no es sinónimo de satisfacer las necesidades del país o haber alcanzado las potencialidades existentes, de lo que en muchos casos aún estamos lejos. Lograrlo requerirá trabajar un día tras otro con la consagración e inteligencia que exige este decisivo frente.
Sancti Spíritus se destaca igualmente por el reiterado cumplimiento de los planes de producción de azúcar, algo que desafortunadamente no ha abundado en el país en los últimos años y menos en la última zafra, donde solo otra provincia, la vecina Ciego de Ávila, logró ese resultado (Aplausos), aunque ustedes saben que en este campo también tienen reservas de eficiencia.
Algo muy importante: en 2015 se sobrecumplió el plan de fondos exportables, que sumaron 277 900 000 pesos, el mayor nivel histórico de la provincia.
En el sector presupuestado se reducen los gastos y se sobrecumplen los ingresos, lo que permite alcanzar un superávit que en 2015 sobrepasó los 127 millones de pesos.
El turismo, sector de gran importancia también, muestra avances, particularmente en el municipio de Trinidad, gracias al aporte integrado de todos los sectores. También la ciudad de Sancti Spíritus tiene potencialidades que habrá que continuar desarrollando por su belleza y valores patrimoniales, al ser una de las primeras villas fundadas en Cuba hace 500 años. Igualmente las tiene en otras zonas de la provincia, sobre todo para el turismo de naturaleza.
La recuperación urbanística contribuye a esos propósitos y sobre todo a mejorar la calidad de vida del pueblo, junto a los avances en la educación, la salud, la cultura y en general en la esfera social, cuya consolidación y de-sarrollo dependerán de los resultados que se alcancen en la economía.
Trasmito, en nombre del Partido, el Gobierno y de todos los cubanos, una merecida felicitación al pueblo de Sancti Spíritus por esta demostración de que puede vencerse cualquier obstáculo cuando se trabaja con responsabilidad y consagración (Aplausos). En especial al compañero José Ramón Mon­teagudo Ruiz, por su entrega en el cumplimiento del deber y sobre todo por haber sabido encauzar el caudal de creatividad y energías de los espirituanos (Aplausos).
Es justo y merecido reconocer los logros, pero mucho más importante es tener bien identificados los problemas y las deficiencias a resolver, especialmente en el campo de la economía. Conocer dónde existen potencialidades sin explotar, en cuál actividad es posible ahorrar y elevar la eficiencia, cuánto más se puede producir o mejorar un servicio, sobre todo, si ello permite obtener ingresos al país, ya sea por exportación o por sustitución de importaciones.
Concentrar allí los esfuerzos con la organización, el orden y la disciplina que deben existir siempre, pero mucho más en circunstancias complejas como las actuales, en que al bloqueo económico —que permanece intacto, aunque algunos por ahí piensen lo contrario— se suman otras dificultades derivadas de la situación internacional, que está fuera de nuestro alcance resolver.
No me extiendo en estos temas. Todos escuchamos las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al clausurar, el pasado 8 de julio, la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular. En ellas se resumen los retos que tenemos por delante y nos dan la brújula de cómo enfrentarlos y vencerlos.
Como expresara el compañero Raúl, y cito:
“Frente a las dificultades y amenazas no hay espacio para las improvisaciones y mucho menos para el derrotismo. De una situación coyuntural como la que enfrentamos se sale victorioso actuando con mucha energía, ecuanimidad, racionalidad y sensibilidad política, continuar estrechando la coordinación entre el Partido y el Gobierno y sobre todo con mucho optimismo y seguridad en el presente y el futuro de la Revolución.”
Hasta aquí sus palabras (Aplausos).
Compatriotas:
Demostremos cada día, en cada puesto de trabajo y con hechos concretos, que sabremos estar a la altura de este nuevo reto, como lo hizo la Generación del Centenario aquel 26 de Julio de 1953, y como lo han hecho tantas cubanas y cubanos a lo largo de la ejemplar historia de luchas y de victorias de la patria.
¡Gloria eterna a nuestros héroes y mártires! (Exclamaciones de: “¡Gloria!”)
¡Viva Fidel! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Viva Raúl! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Viva Cuba libre! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Venceremos! (Exclamaciones de: “¡Venceremos!”)
(Ovación.)

La plaza espera por la celebración

Plaza
Este lunes en la noche, gala homenaje dedicada al aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes
Autor: Ángel Freddy Pérez Cabrera | freddy@granma.cu
Autor: Juan Antonio Borrego | internet@granma.cu
24 de julio de 2016 22:37:39
Un total de 8 000 sillas han sido dispuestas en la plaza que acogerá la celebración nacional.
Un total de 8 000 sillas han sido dispuestas en la plaza que acogerá la celebración nacional. Foto: Freddy Pérez Cabrera
SANCTI SPÍRITUS.—La Plaza de la Revo­lución Mayor General Serafín Sánchez Val­divia se encuentra lista y totalmente engalanada para acoger los festejos por el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, cuya sede obtuvo este territorio por sus resultados en las diferentes esferas del quehacer económico y social.
Banderas cubanas y del 26 de Julio ondean a ambos lados de la extensa explanada situada frente a la sede del Comité Provincial del Partido, donde han sido situadas las 8 000 sillas que ocuparán los asistentes al acto, entre los que se encuentran dirigentes del Partido y el Estado cubano, además de protagonistas de nuestras gestas emancipadoras, amigos solidarios que nos visitan y una representación del pueblo espirituano.
Al fondo del podio sobresale el conjunto escultórico erigido en homenaje a Serafín Sán­chez y al soldado Quirino Amézaga, obra de la artista espirituana Thelvia Marín Mederos, fa­llecida en fecha reciente.
Asimismo, a ambos costados del lugar están ubicadas sendas vallas, la primera de las cuales muestra varias imágenes del líder de la Revolución, Fidel Castro, y la otra, fotos de Martí, Gómez y Maceo junto a la frase “En marcha indetenible”.
Con anterioridad, la plaza fue beneficiada con un proceso de remodelación que incluyó la pavimentación de alrededor de 1 100 metros cuadrados del área del césped, la sustitución del sistema de soterrado destinado al servicio eléctrico, el acondicionamiento de las áreas verdes y mejoras en la iluminación del espacio público.
TRADICIÓN Y MODERNIDAD
Unos 100 artistas de la provincia se juntarán esta noche con destacadas figuras de la cultura cubana, como el pianista y compositor José Ma­ría Vitier, las cantantes Ivette Cepeda y Emi­lia Morales —espirituanas residentes en la capital—, y el líder vocal y director del grupo musical Juego de Ma­nos, David Álvarez, para regalarle al pueblo de este territorio y a los invitados una gala a la altura de la fecha conmemorativa del 26 de Julio.
Prevista para celebrarse a partir de las 8:30 p.m., la víspera del Día de la Rebeldía Na­cional, en áreas del parque Serafín Sánchez, de la ciudad cabecera, la gala está concebida en tres bloques, según reveló a la prensa su director general Carlo Figueroa.
La primera parte del espectáculo ahondará en las tradiciones y valores patrióticos espirituanos, para luego dar paso a la modernidad, mientras la tercera y última abordará la obra de la Revolución y el papel de su líder Fidel Castro, a pocos días de celebrarse su cumpleaños 90.

Sancti Spíritus se merece este 26

Machado ventura

Expresó José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, quien recorrió aquí obras de la salud del territorio. También Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, visitó sitios de interés de la capital provincial
Autor: Juan Antonio Borrego | internet@granma.cu
Autor: Ángel Freddy Pérez Cabrera | freddy@granma.cu
25 de julio de 2016 23:57:26
El Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, felicitó a los trabajadores de la clínica estomatológica, en Sancti Spíritus. Foto: Freddy Pérez Cabrera
SANCTI SPÍRITUS.—La provincia ha trabajado bien, con resultados concretos en varios sectores, además de estar muy bonita, por lo cual se merece este 26, aseguró aquí José Ramón Machado Ventura, Segundo Secre­tario del Comité Central del Partido, quien recorrió importantes obras de la salud en el territorio espirituano.
En diálogo con la prensa, el también vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, llamó al pueblo de esta provincia a mantener lo alcanzado y continuar avanzando en todos los frentes porque el país lo necesita.
Durante el recorrido por el Hospital Pro­vincial Camilo Cienfuegos y la Clínica Es­tomatológica, ambas instituciones ubicadas en la capital provincial, Machado Ven­tura reconoció el cuidado y la conservación de ambas entidades, en las cuales se invirtieron cuantiosos recursos para elevar la calidad de los servicios prestados al pueblo.
En el principal centro de salud del territorio, el dirigente partidista, quien estuvo acompañado por las máximas autoridades políticas y gubernamentales del territorio, José Ramón Monteagudo y Teresita Romero, respectivamente, recibió una detallada explicación de su director, Doctor Manuel Rivero Abella, acerca de los nuevos servicios prestados y las obras pendientes a concluir del amplio proceso inversionista a que fue sometida la instalación.
Al respecto, Machado dijo que el hospital había quedado como nuevo, y llamó a preservar lo realizado y al cuidado de los modernos equipos puestos a disposición de la población. En la Clínica Estomatológica, el vicepresidente cubano recorrió algunas de sus consultas, en las cuales pudo constatar el buen estado de la institución, a cuyos trabajadores felicitó por el trabajo realizado y la manera en que la mantienen.
VISITA DÍAZ-CANEL INSTALACIONES DE LA CAPITAL ESPIRITUANA
Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, visitó instalaciones de la cultura, el comercio, la gastronomía, Cimex y el turismo.
En el antiguo cine Serafín Sánchez, recién remozado y convertido en sede del proyecto de Teatro Garabato y en sala de cine para la proyección de películas en 3D, Díaz-Canel se interesó por las características de la obra constructiva e insistió en darle un uso adecuado con el fin de fomentar los valores más raigales de la identidad cubana.
Entre los centros del comercio y la gastronomía que recorrió se encuentran la Casa del chocolate y el restaurante Shanghái, ambos en el bulevar de la villa del Yayabo.
Al cierre de esta edición se desarrollaba una actividad de reconocimiento a trabajadores destacados y colectivos que sobresalieron en la última etapa de trabajo en la provincia, cuyo aporte contribuyó al otorgamiento de las actividades centrales con motivo de la efeméride del Moncada. Antes, y como parte de la celebración, un destacamento de moncadistas y expedicionarios del yate Granma recorrieron este domingo el Complejo His­tórico Comandante Camilo Cienfuegos, en Ya­guajay, lugar en el que fue presentado el libro Celia, el mejor regalo, de la escritora Eugenia Palomares Ferrales. También visitaron el museo Casa Natal Serafín Sánchez Valdivia y áreas del centro histórico.

Mañana, en Sancti Spíritus, acto central por el Día de la Rebeldía Nacional

Logo 26 de Julio

Este martes, a las 7:00 a.m., tendrá lugar en la Plaza de la Revolución Mayor General Se­rafín Sánchez Valdivia, el acto central por el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Ma­nuel de Céspedes
Autor: Redacción Nacional | internet@granma.cu
25 de julio de 2016 00:48:00
Mañana, a las 7:00 a.m., tendrá lugar en la Plaza de la Revolución Mayor General Se­rafín Sánchez Valdivia, de la ciudad de Sancti Spí­ritus, el acto central por el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Ma­nuel de Céspedes.
Las palabras centrales por el Día de la Re­beldía Nacional serán pronunciadas por el Segundo Secretario del Comité Central del Partido y Vicepresidente de los Consejos de Es­ta­do y de Ministros, José Ramón Machado Ventura.
Cubavisión, Cubavisión Internacional, Ra­dio Rebelde, Ra­dio Progreso y Radio Habana Cuba transmitirán en vivo es­te importante ac­to, que se retransmitirá por el canal Cu­bavi­sión a las 8:30 p.m.

Una motivación especial para continuar avanzando

Monteagudo
Así define el primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, José Ramón Monteagudo Ruiz, el otorgamiento a esta provincia de la sede del acto nacional por el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes
Autor: Ángel Freddy Pérez Cabrera | freddy@granma.cu
Autor: Juan Antonio Borrego | internet@granma.cu
21 de julio de 2016 22:05:43
José Ramón Monteagudo: “Tratamos de impregnar en nuestros cuadros una sana insatisfacción por lo que hacemos y por buscar las reservas y potencialidades productivas”. Foto: Vicente Brito
SANCTI SPÍRITUS.—Contrario a lo que pu­­diera pensarse, la designación de Sancti Spí­ritus como sede de las actividades centrales por el aniversario 63 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, anun­ciada el pasado 11 de junio, no representó el fin de una etapa de trabajo para los espiri­tuanos.
Al menos así lo asume José Ramón Mon­teagudo Ruiz, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia desde hace un quinquenio, quien está convencido de que “la celebración del 26 de Julio constituye aquí una motivación especial pa­ra continuar avanzando en el fortalecimiento de la obra de la Revolución y del Socialismo”.
Del impacto que tuvo la noticia en estos predios, de todo cuanto se ha hecho en los últimos tiempos, de las motivaciones y los retos que tiene ante sí la gente del Yayabo conversó con Granma el máximo dirigente político de la provincia, vísperas de una celebración que des­de hace rato trascendió el espacio que ocu­pa la Plaza de la Revolución Mayor General Se­rafín Sánchez Valdivia, escenario de las actividades centrales.
—Sancti Spíritus llevaba 30 años sin celebrar un 26 de Julio. ¿Cómo han acogido aquí la decisión del Buró Político?
—El pueblo espirituano recibió con mucha alegría y júbilo revolucionario la decisión del Buró Político del Partido de otorgar a nuestra provincia la sede del acto central nacional por el aniversario 63 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Se pudo apreciar desde que se dio la noticia y nos reunimos en el parque Serafín Sánchez para festejarlo, también en los diferentes trabajos voluntarios que se han venido organizando; se ha puesto de manifiesto en los municipios, consejos populares, barrios, centros de trabajo y en la entusiasta convocatoria a la jornada de esfuerzo decisivo para cumplir las actividades que nos hemos propuesto.
—La celebración en Sancti Spíritus del aniversario 63 del Moncada representa in­dudablemente un estímulo para sus po­bla­dores. ¿Qué otras motivaciones animan a la provincia?
—El haber obtenido la sede multiplica el com­promiso del pueblo espirituano de redoblar los esfuerzos para continuar impulsando el de­sarrollo económico y social del territorio, incrementar el trabajo político-ideológico y lo­grar una alta participación popular en el cum­plimiento de las decisiones emanadas del 7mo. Congreso, entre ellas el proceso de consultas que se realiza en estos momentos.
“Nos animan muchas motivaciones: es el año del aniversario 170 del natalicio del Mayor General Serafín Sánchez Valdivia y el 120 de su caída en combate, el aniversario 60 del desembarco del Granma y el 90 cumpleaños del líder de nuestra Revolución, el Coman­dan­te en Jefe Fidel Castro”.
—La provincia, como el resto del país, ha vivido entre el 6to. y el 7mo. Congresos del PCC un periodo de trabajo signado por la implementación de los Lineamientos de la Po­lí­tica Económica y Social del Partido y la Re­volución. ¿Cómo valora esa etapa?
—Nuestra provincia, como nos ha pedido el General de Ejército, ha trabajado duro en toda esta etapa, con modestia y sin fanfarrias, para impulsar el cumplimiento de los Linea­mien­tos de la Política Económica y Social.
“Como se expresa en la decisión, nuestro territorio logra resultados positivos en sus programas económicos y sociales, entre ellos el cumplimiento y crecimiento sostenido de la producción mercantil y sus producciones físicas, resultados superavitarios en la ejecución del presupuesto desde hace varios años y un comportamiento favorable en los indicadores directivos del plan de la economía.
“Somos del criterio de que todos los sectores, por muy modestos que sean sus resul­tados, están reflejados en la obtención de es­ta se­de; en el trabajo político-ideológico que se realiza para impulsar el desarrollo económi­co y social se ha insistido mucho en que los cuadros, estructuras de dirección y colectivos de trabajadores interioricen lo expresado por el compañero Raúl de que el plan es sagrado y se hace para ser cumplido, no para dar ex­plicaciones y justificaciones ante los incum­plimientos; es justo decir que en esto se ha avanzado y se ha logrado una mayor disci­plina”.
—La información del Buró Político reconoce en este periodo “la culminación de un conjunto de obras para la recuperación ur­banística, a partir del impulso asociado a los aniversarios 500 de sus dos ciudades fundacionales”. ¿Cómo la provincia en medio de las conocidas limitaciones materiales y sin asignaciones adicionales de recursos logró ese salto?
—En los últimos años se ha trabajado mu­cho en la reanimación de los pueblos y ciudades de la provincia, en particular de Trini­dad y Sanc­ti Spíritus, que celebraron en el 2014 su medio milenio. Es cierto que hoy exhiben una imagen diferente, que todos tenemos la responsabilidad de cuidar; se han reparado im­portantes centros del Comercio y la Gas­tro­no­mía, instituciones culturales, resanando y pintando miles de fachadas de viviendas y centros estatales, las principales arterias, paseos y parques de la ciudad han sido remozados, el centro histórico y su entorno hoy tienen una imagen agradable que permite a nuestro pueblo disfrutar de esos espacios.
“No obstante, somos del criterio que debemos lograr un mejor aprovechamiento de los mismos en función de la recreación y la prestación de los servicios”.
—¿Cómo evalúa la participación del pueblo en el impulso a las tareas?
—La participación del pueblo ha sido decisiva, se ha puesto de manifiesto en cuanta convocatoria se ha realizado, entre ellas las ac­tividades por los 500 años de la fundación de Tri­nidad y Sancti Spíritus, el trabajo en la reanimación de 122 comunidades rurales, la participación en procesos políticos, actividades pro­­ductivas, de limpieza y embellecimiento y en la batalla por mantener una adecuada si­tuación higiénico-sanitaria. Podemos decir que el pueblo espirituano ha sido el protagonista principal de los modestos resultados que ha obtenido la provincia.
—Sancti Spíritus está reconocido como un territorio eminentemente agropecuario con un papel decisivo en varias producciones. ¿Está satisfecho con el desempeño de esa ra­ma en el territorio?
—Nuestra provincia es eminentemente agro­pecuaria, este sector representa un 49 % de su estructura productiva y ha desempeñado un papel importante, pues en los últimos cinco años logra cumplir y crecer en los principales programas de producción de alimentos, entre ellos los renglones que sustituyen importa­cio­nes y constituyen fondos ex­portables. Este año, en condiciones climatológicas desfavorables, los agropecuarios han sabido imponerse a las adversidades y logran el cumplimiento de todos sus indicadores, como las producciones de viandas, hortalizas y granos. Solo el arroz, que había logrado saldos positivos, se ha visto limitado por la falta de agua en nuestros em­balses.
“Hay producciones importantes del terri­torio como las de las empresas cárnica, por­cina, acuicultura, camarón de cultivo, procesamiento de frutas y vegetales, miel de abeja beneficiada y la venta de leche vacuna al Es­tado que logran sobrepasar sus mayores niveles históricos, mientras otros renglones como tabaco, café, huevos y carne vacuna cumplen sus planes y avanzan en su recuperación. No obstante los resultados, tenemos claridad de que no satisfacen las necesidades siempre crecientes de nuestro pueblo, por lo que se re­quie­re continuar incrementando la producción agropecuaria con mayor eficiencia.
“Los azucareros han realizado también un gran esfuerzo, por noveno año consecutivo lo­gran cumplir la zafra, tienen un trabajo serio en la recuperación de canales para riego y de áreas infestadas de marabú para la producción de caña, lo que les ha permitido un crecimiento sostenido en la producción de azúcar de un 60 % desde el 6to. Congreso hasta hoy, a un ritmo promedio anual de un 12.5 %”.
—Aun así usted ha insistido en la necesidad de que cada sector trabaje no solo por cumplir sus planes, sino por alcanzar sus potencialidades productivas.
—Tenemos claridad de que para avanzar en la actualización de nuestro modelo económico y social y lograr el socialismo próspero y sostenible que nos proponemos se requiere de un sostenido esfuerzo por elevar la producción y la productividad del trabajo, mejorar la calidad de los servicios que se prestan a la población y lograr una mayor eficiencia.
“Tratamos de impregnar en nuestros cuadros una sana insatisfacción por lo que hacemos y por buscar las reservas y potencialidades productivas y de eficiencia que tenemos en las diferentes ramas de la economía, en eso nos han educado Fidel y Raúl; también el com­pañero Machado Ventura nos convoca sis­temáticamente a ver qué más se puede ha­cer con los recursos que tenemos.
“Sabemos apreciar el trabajo realizado, pe­ro siempre nos acompañará ese espíritu porque consideramos que es esencial para proponernos resultados superiores, que es lo que ne­cesitan nuestro pueblo y nuestra Re­vo­lución”.