Archivo de la etiqueta: Solidaridad

El agua no se le niega a nadie

mujer tomando agua en pomoAguacalderodando  aguasacando   agua

ViviLnk
ViviLnk

Escrito por Vladia Rubio/CubaSí

El agua no se le niega a nadie
Antes era usual que las abuelas sentenciaran: «el agua no se le niega a nadie». Ahora tampoco se le niega, pero tiene que comprarla.
De un tiempo a esta parte, tomarse un vaso de agua fuera de casa se ha convertido en un problema.
Quienes tienen 40 años o más, podrán recordar lo normal que era ir caminando, sentir sed y acercarse al establecimiento gastronómico más cercano para pedirle al dependiente un vasito de agua. Si era de los más solidarios, pues hasta te la daba fría; los que no, abrían la llave y te entregaban un vaso de agua bomba, pero que de todas formas servía para mitigar el sofoco.
Ahora, con la proliferación de los negocios de expendio de alimentos por cuenta propia, las cosas han cambiado, y también en los que son por cuenta del estado.

Tomarse un vaso de agua en las calles cubanas puede convertirse en un problema.

Una amiga que tiene una amiga que trabaja en una de esas cafeterías-puerta-calle, me cuenta que la muchacha le dijo que el dueño tiene prohibido regalar agua «porque si no, no te compran el refresco o el jugo».
Además, el agua que se sirve en esas instalaciones debe ser hervida y clorada, y no todo el mundo dispone del llamado «gas de la calle» (manufacturado) para garantizarlo; entonces, deciden responder con una negativa al cubano que les pide refrescar la garganta.
El que quiera agua, apunta mi interlocutora, tiene que comprarla en pomitos plásticos que cuestan diez pesos.
Sí, el agua tiene que ser hervida, clorada, por el cólera y para en general proteger la salud, pero eso no es motivo para negarla.

Bucear, y no entre corales
Casi se ha vuelto una estampa familiar, y lamentable, la de personas que hunden el brazo en los contenedores de basura buscando pomos plásticos.
Luego de pescarlos, los van apilando en sacos que llevan al hombro o en una carretilla.
«¿Y a dónde van? ¿Acaso se van», como reza la canción del trovador? No es afán coleccionista el que mueve a estos buzos. Esos mismos pomos de respectivamente 500 y 1500 mililitros, son los mismos que en no pocos casos llegan a nuestras manos conteniendo yogurt, jugo y muy diferentes líquidos para el consumo; entre ellos, claro está, el ag
Esos pomitos llenos de agua que venden por ahí, ¿de dónde salieron, cómo los higienizaron, qué agua
contienen?

Y sin ninguna garantía de higiene, son también los mismos que vemos vender en calles, terminales de trenes y ómnibus, en la playa, en la costa… Donde quiera que haya calor y mucha gente, habrá alguien sediento.
Que Regalado no descanse en paz
-¿Usted puede regalarme un vasito de agua, mi tía?
-Yo no soy tu tía, mi’jo, y Regalado se murió hace rato.
Este intercambio lo escuché en la concurrida y capitalina calle Obispo, bajo un sol que rajaba los adoquines; pero, con variaciones, puede encontrársele en muchas otras latitudes de esta Isla.
Me vino al recuerdo cierta oportunidad en que, junto a otros colegas y en funciones de trabajo, andábamos extraviados por Santiago de Cuba, arriba y abajo por la calle Padre Pico, que en aquel mediodía era como subir y bajar la santísima Sierra Maestra.

Qué hubiera sido de nosotros sin la solidaridad de aquellos santiagueros, quienes, en cada portal donde parábamos para preguntar, nos ofrecían agua fría y hasta café, sin conocernos, pero como si fuéramos parientes de toda la vida. Regalado andaba entonces vivito y coleando.
Más allá del regalo, del favor, no he podido averiguar si, al menos en los restaurantes y cafeterías estatales, es un deber ponerte el vaso de agua fría sin que lo pidas y como parte del servicio, como siempre había sido.
Porque ahora, lo mismo en el restaurante más lujoso que en el cafetín, te dicen que si quieres agua, tienes que comprar «la de pomito». Y esa no cuesta diez pesos, se paga en cuc y vale más que un café. Por lo regular, este suele costar 50 centavos y el pomito de agua, 70. No todo el mundo puede pagar 70 centavos de cuc por 500 mililitros de agua.
El agua, elemento consustancial a la vida, ha tenido en diferentes culturas y religiones hasta connotaciones simbólicas y también sagradas. En la cultura oriental, por ejemplo, se le considera sustancia originaria de todo lo existente: «el huevo del mundo se incuba en la superficie de las aguas», apuntan textos hindúes. Purificarse en las aguas del Ganges es una escena usual en esa parte del mundo.

El agua, además de imprescindible para el organismo humano, tiene significación purificadora en muchas culturas.

Y en la Biblia, el agua se considera también elemento primigenio de toda la creación. En el principio, «el espíritu aleteaba sobre las aguas» (Génesis 1,2). Sin agua no hay bautizo cristiano. «Dad de beber al sediento», incluye la Biblia entre las obras de misericordia.

Si un favor se le hace a un perro, ¿cómo no hacérselo a un humano, a un coterráneo?

Pero, creyentes o no, ya no es usual dar de beber al sediento, si no hay dinerito de por medio. Se atraganta uno, de espanto más que de sed.

ORGANIZACIONES INTERNACIONALES APOYAN A CUBA ANTE AMENAZA DE TERREMOTO

 

 
Publicado el Martes, 02 Febrero 2016 00:00
Escrito por Lilieth Domínguez Quevedo
trabajo ONGs santiago de cuba sismoImportantes organizaciones internacionales como CARE France, OXFAM Bélgica y Handicap Internacional, que acompañan a los habitantes del oriente cubano ante la amenaza de un sismo de gran intensidad, decidieron agilizar las importaciones de equipos que mejorarán el sistema de alerta temprana en el país.
Según dijo en exclusiva a Sierra Maestra Alina junco Pinto, coordinadora de las actividades de CARE en el oriente cubano, agilizan todos los trámites para que lleguen en el menor tiempo posible al país nuevos acelerógrafos y estaciones sismológicas.
La también representante de CARE en el proyecto “Ciudades preparadas y alertas ante el riesgo sísmico en el oriente cubano”, destacó la intención de incrementar la propaganda informativa dirigida a las comunidades, principalmente plegables que contienen las orientaciones precisas de qué hacer antes, durante y después de un sismo.
Entrevistada durante las actividades que acontecieron recientemente en el Reparto Abel Santamaría, de Santiago de Cuba, la activista destacó que se encuentran trabajando en tiempo real, ante la amenaza de que ocurra un temblor de tierra fuerte en el oriente de la Isla, por lo
que exhortó a seguir las orientaciones que llevan directamente a las comunidades los voluntarios de la Cruz Roja, y demás organismos competentes.
También estuvo presente en el intercambio Joel Gómez Rodiles, Oficial del Programa de OXFAM, quien afirmó que la organización no gubernamental que representa actúa en tiempo real, para lo cual ha cambiado su estrategia a fin de agilizar las acciones de apoyo en las comunicaciones y la información a la población.
“A partir de la situación que vive el oriente de Cuba, la simulación se ha convertido en ejercicio real. La dinámica de intervención en las comunidades se dirige principalmente a aumentar la información a partir de charlas y materiales impresos, y refuerzo de las acciones de la Cruz Roja para garantizar mayor preparación de las personas.”
A mediano plazo –señaló- no solo mantener la prevención a la población, se suma el perfeccionamiento de los medios técnicos adecuados para fortalecer el servicio sismológico y mejorar la calidad y agilidad de la alerta que se brinda a la población.
El proyecto “Ciudades preparadas y alertas ante el riesgo sísmico en el oriente de Cuba”, tiene por escenarios los municipios de Santiago de Cuba, Guantánamo y Baracoa, con el propósito de elevar la capacidad de respuesta de la población ante la ocurrencia de un terremoto, y fortalecer el sistema de alerta temprana.
Intervienen por la parte extranjera la Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO), como donante principal, CARE France y OXFAM Bélgica como contribuyentes, y Handicap Internacional como asistencia técnica.
Como líder por la parte cubana está el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, acompañado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, la Cruz Roja, la Universidad de Oriente, y los gobiernos locales.

EN 2016, COMBATIR JUNTO A VENEZUELA

 

23 enero, 2016

Por José Ramón Rodríguez Ruiz

“…porque Bolívar tiene que hacer en América todavía”

(José Martí)

LA SOLIDARIDAD CON EL GIOBIERNO DE VENEZUELA Y LOS MOVIMIENTOS PROGRESISTAS EN LATINOAMÉRICA ES MÁS NECESARIA QUE NUNCA

Hugo Chávez lo predijo. La contrarrevolución, la derecha apátrida, la burguesía pro imperialista venezolana, sinónimos políticos todos, se sirven de las complejas coyunturas que atraviesa hoy la patria de Bolívar, para intentar revertir las conquistas del proceso emancipador encabezado por el gigante que reposa en el Cuartel de la Montaña.

La Revolución bolivariana, atrapada aún en el entramado de mecanismos electorales que no se han sacudido las herencias de la democracia burguesa, enfrenta a partir del 5 de enero, uno de sus más complejos escenario políticos desde 1999.

La derecha venezolana que ahora goza de mayoría en la Asamblea Nacional, seguirá contando en su arremetida contrarrevolucionaria con el apoyo de los medios de comunicación trasnacionales, principales instrumentos de un concierto mediático agresivo y permanente, cuyo recrudecimiento es apreciable en el futuro inmediato.

El influyente diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ), ha sido el que ha dado el grito de arrancada al terrorismo mediático contra la Revolución bolivariana en 2016, con una arremetida que agrede de forma simultánea a Cuba, en un artículo1 lo cual no puede recibir otro calificativo que no sea el de absurdo, e incluso, estólido.

Su autora, Mary Anastasia O’Grady,2 es una activa columnista contra los gobiernos socialistas de América Latina y otros progresistas como el de Cristina Fernández de Kirchner o Dilma Rousseff.

Ha mentido con reiteración sobre las realidades de la Revolución Cubana, su líder Fidel Castro Ruz; y también sobre los comandantes Hugo Chávez y Daniel Ortega.

Sus textos tendenciosos, pueden hallarse replicados con frecuencia por varios de los espacios de la “prensa independiente” digital contrarrevolucionaria, que EE.UU. subvenciona como parte de las actividades informativas con fines subversivos, dirigidas a derrocar a la Revolución Cubana mediante procedimientos no convencionales.

Enfrentamiento en Caracas” es el título del texto que inaugura la sección “The Americas” del WSJ en 2016.

Su autora comienza acusando al presidente Maduro de pretender “robar” las elecciones del pasado diciembre.

Augura violencia y hace honor a su fama de embustera al señalar la presunta presencia del “aparato de inteligencia cubana” en “actividades violentas de milicias progubernamentales desesperadas”.

El WSJ reitera las pretensiones de la bancada opositora del nuevo parlamento, en un resumen que no pudiera ser más ilustrativo: “liberar presos políticos”; “cortar los envíos de petróleo a Cuba” y “convocar un referendo revocatorio contra el mandatario”.

El discurso incluye las acusaciones de corrupción contra las autoridades y las calumnias vinculadas al tráfico de drogas.

Pero el ataque de la articulista tiene un objetivo solapado el cual no debe pasar desapercibido para quienes combatimos hoy junto a Venezuela.

Se orienta a los “hombres en uniforme”, en referencia a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Pretende subrayar diferencias en cuanto al apoyo brindado por el cuerpo castrense a Hugo Chávez, con respecto al otorgado hoy al “sindicalista conductor de autobús”, en referencia al origen obrero del presidente Maduro.

Retoma entonces esta editora del WSJ su costumbre de mentir, y lanza “rumores” contra las “barracas” venezolanas e incluso, contra el propio ministro del Poder Popular para la Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López, quien supuestamente se negó a cumplir una orden del mandatario de “robar el voto” la noche de las elecciones.

No existen casualidades en la selección de estas líneas de mensajes y su contenido.

Es la misma maquinaria que bombardeó al pueblo venezolano y a la opinión pública mundial previo a las elecciones del 6 de diciembre, la que retoma ahora su papel, luego de unas efímeras vacaciones navideñas. Cortejar, desacreditar o dividir a la FANB, todo les sirve, si con ello logran desmontar uno de los pilares de la Revolución: la unión cívico-militar y el legado chavista asumido por los soldados venezolanos, que no serán jamás herramientas de represión de la oligarquía contra el pueblo.

La señora O’Grady parece tener una importante encomienda contra la patria de Bolívar, a juzgar por el nombre de su blog personal: “El Diario de Caracas”.

Una revisión al contenido de esta página evita extensos calificativos y permite identificar a una aliada de la derecha regional.

Pero ella y su empleador, el diario WSJ, son solo piezas en un mecanismo más complejo, cuyos engranajes fundamentales parten de EE.UU. y articulan un esfuerzo mediático continental, dirigido a degradar la integración de Nuestra América, y derrocar a gobiernos progresistas o revolucionarios, adversos a los intereses del imperialismo y sus acólitos.

Combatir junto a Venezuela hoy quiere decir, entre otras cosas, enfrentar a estos mercaderes de la desinformación, que por todos los medios buscarán legitimar las acciones de los representantes del imperialismo quienes a partir de enero de 2016, ocuparán la mayoría de los asientos en la Asamblea Nacional venezolana.

Desde el Cuartel de la Montaña reitera su “por ahora” el mejor alumno de Bolívar, de conjunto con la orden, “clara como la luna llena” de la noche en que se despidió de su pueblo para venir a Cuba a luchar por su salud: “seguiremos teniendo Patria”, no importa cuán violenta sea la arremetida de la contrarrevolución o el terrorismo mediático de sus patrocinadores.