Archivo de la etiqueta: Terrorismo contra Cuba

#TodosMarchamos No dejo de escuchar la voz desesperada de mi padre

f0068343f0068345
A 40 años del crimen en Barbados

Cuando se recuerda el sabotaje al avión CU-455, se repite una y otra vez el grito del copiloto Manuel Espinosa, que dice a su compañero en la cabina «Pégate al agua, Felo». Una voz que estremece
Autor: Alejandra García | internet@granma.cu
22 de septiembre de 2016 19:09:19
Manuel Espinosa, copiloto del vuelo de Cubana saboteado en Barbados. Foto: Cortesía de su hija
Manuel Espinosa tuvo miedo. «Siento que no me queda mucho tiempo de vida», le dijo a su familia días antes del crimen en Bar­bados.
En otras dos ocasiones, en ese año de 1976, Espinosa había copilotado un avión en peligro de estallar. La primera vez, cuando trasladaba de México a La Habana a Hortensia Bussi, viuda del presidente chileno Salvador Allende. Uno de los equipajes de la aeronave contenía una bomba que no detonó.
Poco tiempo después, aguardaba su salida del aeropuerto de Kingston, Jamaica, el avión de Cubana que él comandaría de regreso a la Isla. La demora técnica impidió la muerte de Espinosa y del resto de los pasajeros, porque el artefacto explotó en el vagón que trasladaba los equipajes a la nave.
La tercera vez no corrió la misma suerte. No estaba en la lista del vuelo CU-455 de Bar­bados a La Habana ese 6 de octubre, pero a última hora tuvo que suplir a un miembro de la tripulación. La aeronave salió en tiempo con dos bombas activas que estallaron a po­cos minutos del despegue, a solo 600 metros de la costa de Bridgetown. Manuel Espinosa murió a la edad de 47 años, junto al resto de la tripulación y pasajeros. 73 en total, de ellos 57 cubanos. Es uno entre los 3 478 asesinados y miles de heridos, víctimas del terrorismo que ha azotado a Cuba con la complicidad de las sucesivas admi­nis­traciones norteamericanas desde 1959 hasta el presente.

***
Dra. Haymel Espinosa. Foto: Ismael Batista
«Yo tenía diez años» —dice Haymel Es­pi­nosa Gómez, mientras hojea un libro grueso de fotos y recortes de periódico, armado por ella a lo largo de los últimos 40 años. Cada titular guarda relación con el crimen en el que su padre, Manuel Espinosa, perdió la vida.
«El 6 de octubre habíamos quedado en que papá nos recogería a mi mamá y a mí a la salida de la escuela. Estábamos juntas allí, pues tuvimos que arreglar y pintar el aula junto a otras madres y compañeros de clase. Cuando a las cuatro de la tarde no habíamos tenido noticias suyas, sentimos que algo había sucedido».
Cerca de las cinco parqueó, justo al frente de su escuela primaria, una guagua pequeña de la que comenzaron a bajar hombres y mu­jeres vestidos con el uniforme de Cubana de Aviación. «Dedujimos que había pasado lo peor». La noticia del atentado corrió como la pólvora y la casa de la familia Espinosa-Gó­mez se fue llenando de vecinos, amigos, fa­miliares, conocidos…
«Todos fueron a darnos apoyo. Entre lágrimas se gritaban consignas revolucionarias. El dolor se había multiplicado. Días después es­cuché la grabación recuperada de la caja ne­gra del avión», recuerda mientras se empañan sus ojos. «Aunque era muy niña, nunca he podido olvidar la desesperación en esa voz tan querida».
Hoy, luego de tantos años, el dolor en Hay­mel Espinosa permanece intacto. «Cuan­do ponen la grabación, yo cambio el canal, o sigo de largo».
En el año 2006 familiares de las víctimas del atentado visitaron el monumento erigido en Barbados en honor a los 73 pasajeros a bordo del CU-455.
«Está muy cerca de la costa. Recuerdo que nos sentamos en silencio lo más cerca posible del mar. Así estuvimos buen rato mirando el horizonte y lloramos. Añoramos un sitio en Cuba donde colocar flores en honor a ellos».

***
«Él me puso Haymel. Formó mi nombre a partir del de dos heroínas cubanas: Haydée Santamaría y Melba Hernández. Eso da me­dida de lo comprometido que se sentía con la Revolución», cuenta orgullosa la hija mientras desempolva una foto de su padre, tomada en el año 1976. En ella viste de camisa blanca, pantalón negro y lleva con elegancia una gorra de capitán de Cubana de Aviación. En la foto sonríe.
«Era muy jaranero —cuenta Haymel con ternura—, le encantaba bromear con la gente. Gracias a eso comprobamos, en el año 1976, que era daltónico. Si no llega a elogiar el vestido rojo de una doctora de la cuadra, que en realidad era verde, aún pensaríamos que no se sabía los colores. Ella, asombrada con aquella equivocación, le hizo todos los chequeos debidos y los resultados dieron po­sitivo al daltonismo. No lo liberaron de Cu­bana de Aviación por la falta de pilotos que tenía el país, y, además, por su prestigio y experiencia en la aerolínea».
Haymel Espinosa se hizo médico, no solo por la vocación que sentía, sino porque así su padre habría querido. Integró las Fuerzas Armadas Revolucionarias como él. «Y hasta intenté ser piloto, pero no pude» —sonríe.
«La tragedia cambió mi vida. Poco tiempo antes del atentado en Barbados, yo estaba aprendiendo a tocar la guitarra. Mi papá me había armado una con partes de otras más viejas. El día antes de su partida, me juró que a su regreso a casa el 6 de octubre me traería una nueva, ya había reunido el dinero. Ese día habría ido a buscarme a la escuela con ella en las manos. Así lo imaginaba. La guitarra nunca llegó, él tampoco y yo nunca más quise tocar».

#TodosMarchamos #Cuba y su verdad en la guerra contra el terrorismo

2016-09-12 06:00:53 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes torres-gemelas-estados-unidosterrorismo-cuba-estados-unidosgolpe-salvador-allendefidel-castro-ruz-terrorismo

cinco-heroes-cubanos-290416

Hace quince años, el 11 de septiembre de 2001, el mundo veía consternado los atentados contra el World Trade Center, en Nueva York; y el Pentágono, en Washington; hechos que condujeron al inicio de la supuesta “cruzada” del gobierno estadounidense contra el terrorismo.

Apenas unas horas después de que las escalofriantes imágenes del derribo de las Torres Gemelas inundaran los medios de comunicación de todo el planeta; el Comandante en Jefe Fidel Castro, durante un discurso pronunciado en La Habana, dio a conocer la Declaración Oficial del Gobierno de Cuba, frente a los hechos ocurridos en Estados Unidos.

“El Gobierno de la República de Cuba ha recibido con dolor y tristeza las noticias sobre los ataques violentos y sorpresivos realizados en la mañana de hoy contra instalaciones civiles y oficiales en las ciudades de Nueva York y Washington, que han provocado numerosas víctimas.

Cuba y su verdad en la guerra contra el terrorismo

Es conocida la posición de Cuba contra toda acción terrorista —nuestra historia lo demuestra, eso lo saben bien todos los que conocen la historia de nuestras luchas revolucionarias. No es posible olvidar que nuestro pueblo ha sido víctima durante más de 40 años de tales acciones, promovidas desde el propio territorio de Estados Unidos.

Tanto por razones históricas como por principios éticos, el Gobierno de nuestro país rechaza y condena con toda energía los ataques cometidos contra las mencionadas instalaciones y expresa sus más sinceras condolencias al pueblo norteamericano por las dolorosas e injustificables pérdidas de vidas humanas que han provocado dichos ataques.

En esta hora amarga para el pueblo norteamericano, nuestro pueblo se solidariza con el pueblo de Estados Unidos y expresa su total disposición a cooperar, en la medida de sus modestas posibilidades, con las instituciones sanitarias y con cualquier otra institución de carácter médico o humanitario de ese país, en la atención, cuidado y rehabilitación de las víctimas ocasionadas por los hechos ocurridos en la mañana de hoy”.

Cuba y su verdad en la guerra contra el terrorismo

El líder de la Revolución cubana, quien siempre alentó en su pueblo el respeto hacia el pueblo estadounidense, aseveró en su intervención que “ninguno de los actuales problemas del mundo se puede resolver por la fuerza, no hay poder global, ni poder tecnológico, ni poder militar que pueda garantizar la inmunidad total contra tales hechos, porque pueden ser acciones de grupos reducidos, difíciles de descubrir, y lo más complicado, aplicados por gente suicida. De modo que el esfuerzo general de la comunidad internacional es poner fin a una serie de conflictos que andan por el mundo, cuando menos en ese terreno; poner fin al terrorismo mundial (Aplausos), crear una conciencia mundial contra el terrorismo”.

Más adelante, señaló Fidel: “Y les hablo en nombre de un país que ha vivido más de 40 años de Revolución y ha adquirido mucha experiencia, está unido y tiene un nivel de cultura grande; no es un pueblo de fanáticos, ni ha sembrado fanatismo, sino ideas, convicciones, principios”.

Nadie puede ignorar, ni olvidar que el apoyo del gobierno norteamericano a las acciones terroristas causaron la muerte de 3 478 ciudadanos cubanos, y daños a la integridad física de otros 2099.

Porque Cuba tiene memoria, recordamos que también el 11 de septiembre de 1980 fue asesinado en Nueva York el diplomático cubano Félix García Rodríguez, funcionario acreditado ante la Organización de Naciones Unidas.

Cuba y su verdad en la guerra contra el terrorismo

Años antes, el 11 de septiembre de 1973, Washington promovió y amparó el golpe de Estado contra el presidente Sal¬vador Allende en Chile, cubriendo de luto y dolor a la nación y a todo un continente.

Paradójicamente, en 2001, luego de los abominables hechos del 11-S en Estados Unidos; y después de un largo y amañado proceso judicial, se condenaba injustamente en Miami a Cinco cubanos, precisamente por desarticular actividades terroristas contra su pueblo y salvar la vida de miles de ciudadanos cubanos y norteamericanos.

El 12 de septiembre de 1998 fueron apresados Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González, Gerardo Hernández y Fernando González, por el único delito de infiltrar los grupos terroristas organizados, entrenados y financiados por Estados Unidos para provocar el horror y la muerte en la Isla.
Cuba y su verdad en la guerra contra el terrorismo

Hace 15 años, Fidel Castro expresó lo siguiente: “La lucha internacional contra el terrorismo no se resuelve eliminando a un terrorista por aquí y otro por allá; matando aquí y allá, usando métodos similares y sacrificando vidas inocentes. Se resuelve poniendo fin, entre otras cosas, al terrorismo de Estado y otras formas repulsivas de matar, poniendo fin a los genocidios, siguiendo lealmente una política de paz y de respeto a normas morales y legales que son ineludibles. El mundo no tiene salvación si no sigue una línea de paz y de cooperación internacional”.

Ese pronóstico del líder de la Revolución cubana cobra total vigencia hoy. El camino no es la fuerza, ni la guerra.

Lamentablemente, en el mundo, muchos extraviaron el rumbo de la paz y de la verdadera cooperación internacional que defiende Cuba.

#TodosMarchamos La imagen del día: Un crimen impune por 36 años

11 septiembre 2016
Tomado del sitio digital Cubadebate

Félix García, diplomático cubano ante ONU, asesinado el 11 de septiembre de 1980. Foto: Archivo de Cubadebate
Félix García, diplomático cubano ante ONU, asesinado el 11 de septiembre de 1980. Foto: Archivo de Cubadebate
Cuba recuerda este 11 de septiembre el brutal asesinato hace 36 años de Félix García, diplomático cubano acreditado en la ONU.
Aquel 11 de septiembre de 1980, Félix conmemoró, junto a varios compañeros chilenos, la resistencia del presidente Salvador Allende ante el golpe de Estado que, en contubernio con el gobierno estadounidense, asestó Augusto Pinochet.
También repartió algunos ejemplares del último número de la revista “Bohemia” en diferentes lugares de encuentro de los emigrados, y hasta de los contrarrevolucionarios, para que se enteraran de los importantes logros obtenidos por el socialismo en Cuba.
Pero más avanzado el día y frente a un semáforo en rojo hubo de detener el automóvil que manejaba, momento aprovechado por un individuo armado que, apuntando a Félix, apretó con rabia y odio el gatillo. Cuatro balas asesinas acabaron con su vida. Era el primer diplomático acreditado en la ONU asesinado en los Estados Unidos.
El terrorista que le disparó fue Eduardo Arocena, dirigente de la organización de la ultraderecha cubanoamericana Omega 7, que durante años operó en EEUU con total impunidad.
Hasta hoy no ha sido juzgado por aquel horrendo crimen Asesinato-de-Félix-García-en-Nueva-York-580x323

#TodosMarchamos Recuerdan a joven italiano víctima del Terrorismo contra Cuba.

PHOTO_20160904_101336PHOTO_20160904_101225PHOTO_20160904_102427
El aniversario 19 de la muerte de Fabio Di Celmo , joven italiano que perdiera la vida en una acción terrorista organizada y financiada contra la isla por la mafia cubano americana , se recordó en el lobby del Hotel Copacabana , escenario del aquel suceso acaecido el 4 de septiembre de 1997.
Kenia Serrano Puig , presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos ICAP , junto a trabajadores del Hotel Copacabana encabezo el homenaje . En el que se recordó también al padre de Fabio ,Gustiano Di Celmo fallecido el 1 de septiembre del pasado año quien dedico su vida a luchar para que prevaleciera la justicia en el caso de su hijo , y porque se conociera la realidad de la Revolución Cubana .
Julia Hautibre , trabajadora del Hotel Copacabana , al hablar en nombre del colectivo de ese centro aseguro ¨ Cuba sigue en pie ,ni terroristas , ni mercenarios podrán jamás con la dignidad de los cubanos , seguiremos denunciando y luchando contra el terrorismo. ¨
Por su parte Acela Canel , escritora , periodista e intelectual ,en las palabras centrales destaco las cualidades de Fabio , y de Gustino , donde ambos patentizaron su amor por Cuba y un profundo acercamiento hacia la Revolución Cubana.
Con este acto de recordación, el ICAP inicio una Jornada denominada Tenemos Memoria. Solidaridad contra el Bloqueo , que se extenderá hasta el 27 de octubre venidero fecha en que se votara en la ONU la resolución cubana contra el Bloqueo de Estados Unidos a la Mayor de las Antillas .

Cuba libera a un terrorista implicado en atentados en diversos hoteles de La Habana en los 90

Publicado: 4 jul 2016 13:52
El salvadoreño Otto Rodríguez Llenera, principal responsable de varias Terroristaexplosiones en diversos hoteles en La Habana en la década de los 90, fue puesto en libertad por el Tribunal Popular de Cuba luego de cumplir una sentencia tras haber sido arrestado en junio de 1998.
Según medios locales, Llenera, que fue condenado a muerte en 1999, obtuvo una rebaja de pena a 30 años en diciembre de 2010 luego de que el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) asumiera el Gobierno en El Salvador y se restablecieran las relaciones diplomáticas con Cuba. No obstante, con la llegada al poder de Raúl Castro, el salvadoreño recibió una reducción adicional de pena que le permitió obtener la libertad condicional. Llenera, que aún se encuentra en prisión, colaboró con las autoridades en el esclarecimiento de los atentados y espera el inicio del proceso de deportación a su país.