Archivo de la etiqueta: Viaje de Obama a Cuba 2016

Cobertura, olvido y ocultamiento mediático durante la visita de Obama a Cuba

Por: Domingo Amuchastegui
Esperando a Obama en el Aeropuerto Internacional José Martí.
Cientos de periodistas extranjeros cubrieron esta visita, incluída una buena veintena de ellos representando a los medios de Miami.
Todos -asi como la totalidad de los programas radiales y televisivos de Miami- destacaron y enfatizaron que, por primera vez, el pueblo cubano tenía acceso a los valores y verdades de que era portador el presidente de los EEUU: democracia, elecciones libres, derechos humanos y otros del mismo orden. Por primera vez -de acuerdo a todos los corresponsales y panelistas de los medios en Miami- la verdad revelada llegaba a los oídos del pueblo cubano. Las consecuencias deben acercar -coinciden casi todos los panelistas- enormemente el colapso final del régimen.
Ningún corresponsal aludió, mencionó, citó ni comparó los pronunciamientos del Presidente Obama con los de otro presidente -no en ejercicio en ése momento- también demócrata a quien las autoridades cubanas le brindaron la oportunidad de hablar públicamente desde el Aula Magna de la Universidad de La Habana y de divulgar textualmente, sin alterar ni una coma, en toda la prensa y medios oficiales, su discurso.
Me refiero al Presidente James Carter. Todo el mundo habló de Coolidge y nadie de Carter. Y esto fue apenas -al decir de Gardel- 20 años atrás. ¿Habrá sido un caso de ignorancia colectiva? ¿De olvido generalizado? ¿De muy corta memoria? ¿No era elemental comparar y contrastar ambos ¿O acaso ocultamiento con premeditación, nocturnidad y alevosía? Como la ingenuidad no es componente integrante del ejercicio político, entonces no me queda más remedio que inclinarme por la última hipótesis, la del ocultamiento. ¿Finalidad? La de intentar demostrar que “el pueblo cubano” vivió, hasta la llegada de Obama, envuelto en un manto de aislamiento absoluto con respecto a semejantes mensajes y valores, y de aquí la trascendencia de la verdad revelada por Obama.
En su muy extenso discurso de entonces, Carter defendió los mismos valores que Obama, no vaciló en criticar lo que entendía criticable de la experiencia cubana y fue portador de un mensaje bien explícito de apoyo al Proyecto Varela y a su promotor, Osvaldo Payá, precedente que evitó repetir en sus presentaciones el Presidente Obama. ¿No había algo en esto susceptible de compararse o apuntar como referencia? Difícil de asimilar tanto silencio premeditado.
¿Y por qué no recordar, también en los 90 cuando casi todo el mundo esperaba el inevitable colapso cubano, como un nutrido grupo de importantes figuras norteamericanas de las administraciones Kennedy y Johnson encabezado por el más importante Secretario de Defensa, Robert MacNamara, discutieron no menos públicamente con los dirigentes cubanos todo el conflicto antes, durante y después de la Crisis de Octubre de 1962 (una memoria textual de este debate se publicó en Cuba, en el 2012), donde ambas partes explicaron sus razones, valores, acciones y reflexiones?
Todo el mundo pasó por alto que desde 1960 “el pueblo cubano” ha estado sujeto y saturado, dia tras dia, a los mensajes y valores que EEUU ha buscado imponer por la fuerza y la penetración mediática. Desde las emisiones de la VOA y Radio Swan pasando por todas las emisoras de Miami, encabezadas por Radio Mambí además de Radio y TV Martí. Pero, no sólo esto. En cualquier radiecito baratico de factura soviética podía cualquier cubano acceder, sin peligro para su vida o libertad individual, a las mejores transmisiones en castellano de las más importantes emisoras de Europa Occidental, desde la BBC hasta Radio Nethterlands o Francia Internacional.
El cubano promedio durante los 56 años del triunfo revolucionario ha estado expuesto además a lo mejor de la cine norteamericano, debiendo consignarse que alrededor del 70% de todas las películas que se ven en Cuba, en cines y TV, son producciones norteamericanas. Muchas de las mejores obras de su literatura se reproducen en Cuba, además del uso reciente del afamado “Paquete.” Y el Internet -con todos sus costos, pasados bloqueos y limitaciones- avanza por dia desde hace años ya, con más de 2 000 blogs, creciente conectividad y más de cuatro millones de usuarios de telefonía cibernética, pero nunca pensando en igualarnos ni superar a la Yuma (término que nace de un oeste norteamericano de los 50 que se volvió a popularizar en los 70).
Con semejante carga mediática durante décadas, ¿cómo es posible referirse a los contenidos del discurso de Obama como si fueran novedades excepcionales y en primicia? Una cobertura tal deviene tramposa y manipuladora, más allá de cualquier posible mérito de los pronunciamientos del Presidente Obama.
Algo muy parecido ocurrió con la exhaltación de Miami como un monumento al ingenio cubano-americano del exilio llamado histórico. ¿Alguien hizo el más mínimo cuestionamiento, expresó dudas sobre lo pertinente o no del ejemplo utilizado por Obama? Nadie. ¿Es o no cierto en la historia de las migraciones a EEUU, que jamás hubo una comunidad exiliada como los cubanos del 59 que recibiera la suma de beneficios, apoyos y privilegios federales, estatales y locales, sin olvidar las no pocas fortunas sacadas de Cuba cuando se comenzó a advertir la inminencia de la derrota de Batista? ¿Por qué no se toma alguna cita del conocido sociólogo Alejandro Portes al respecto? ¿O algunos ángulos reveladores de Back Channel to Cuba, de Kornbluh y LeoGrande? ¿Acaso están tan ocupados que no tienen tiempo para informarse?
No se quién le habrá sugerido al Presidente Obama el Miami como monumento de los exiliados cubanos, pero nadie pudo mencionar o intercalar las enormes contribuciones de la comunidad judía, de los colombianos -con o sin droga-, de peruanos y brasileños, de mexicanos y centroamericanos; de los flujos de enormes capitales del “sur” hacia Miami, que desde hace décadas ya empequeñecen la mayoría de las fortunas cubanas. Innecesario es acudir a la Mafia, a Miami Vice, los narcos y sus miles de millones, la violencia y los odios, los asesinatos y actos terroristas no esclarecidos, las conexiones sucias de todo tipo hasta “los plomeros” de Watergate. Junto al trabajo honrado y personalidades auténticamente emprendedoras, está todo esto. Todo esto es Miami. Un amigo cercano a la administración me decía con buen tino lo siguiente: Es un disparate comparar Cuba con Miami. Sus componentes y niveles no se corresponden. Cualquier comparación con Cuba debe ser con relación a la de sus vecinos en escala y contexto como República Dominicana, Honduras, Guatemala y otros similares. ¿Y por qué no decirlo cuando se produce un pronunciamiento tan unilateral? No pretendo restar “méritos,” pero sí reclamo cobertura amplia, documentada, balanceada y sin ocultamientos.
31 marzo 2016Prensa Extranjera

Obama ya vuela de La Habana a Buenos Aires (+ Fotos)

Obama cumplimentó una visita ofical durante tres días a Cuba. Foto: AFP.
Luego de casi tres días de trabajo, el presidente estadunidense dijo adiós a la tierra de Martí y de Fidel. El Presidente cubano Raúl Castro lo despidió en la terminal internacional “José Martí”, de La Habana.
El avión cerró la puerta a las 16:08 hora local y diez minutos después, estaba en el aire.
Tras presenciar un partido de béisbol entre el equipo nacional de Cuba y el Tampa Bay Rays, de las Ligas Mayores estadounidenses, en los terrenos del Estadio Latinoamericano de la capital cubana, Barack Obama continúa su viaje hacia Argentina.
Durante la mañana de hoy, el jefe de estado norteamericano pronunció un discurso ante la sociedad civil cubana en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” en el que valoró el avance en las relaciones bilaterales y reiteró la necesidad de poner fin al bloqueo económico contra Cuba.
“Como Presidente de EEUU le solicitó al Congreso que levante el embargo”, expresó.
Durante su estancia en la isla caribeña, Obama rindió homenaje al Héroe Nacional José Martí en el monumento erigido en la Plaza de la Revolución, visitó el memorial que lleva el nombre del insigne patriota y sostuvo conversaciones oficiales con el presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, General de Ejército, Raúl Castro.
También participó en un foro de negocios Cuba-Estados Unidos y en un intercambio con empresarios y trabajadores por cuenta propia nacionales, donde reconoció la obsolescencia del bloqueo económico, comercial y financiero que por más de cincuenta años mantiene la Casa Blanca contra la mayor de las

Raúl Castro: “Destruir un puente es fácil, reconstruirlo sólidamente es una tarea más larga y difícil

Por: José Raúl Concepción, Oscar Figueredo Reinaldo, Randy Alonso Falcón

21 marzo 2016

Obama y Raúl en conferencia de prensa
Luego de un encuentro oficial en el Palacio de la Revolución Raúl Castro y Barack Obama, ofrecieron una declaración conjunta sobre el avance de las relaciones entre Cuba y EEUU.

El Presidente cubano comenzó expresando complacencia por recibir a su par estadounidense en la primera visita de un mandatario de EEUU después de 88 años.
Expresó Raúl que en los 15 meses transcurridos desde el anuncio del restablecimiento de las relaciones se han obtenido resultados concretos como el restablecimiento del correo postal, los acuerdos para los vuelos directos, convenios en temas medioambientales, y otros.
Adelantó que se conversa sobre otros temas como lucha contra el narcotráfico y que se firmaría hoy un acuerdo sobre cooperación en la agricultura.
Ponderó de manera especial el interés de ambos países de cooperar en el enfrentamiento a enfermedades transmisibles como el zika.
El presidente cubano enfatizó que mucho más pudiera hacerse si se leventara al bloqueo,aunque reconoció la posición de Obama y su gobierno.
“Las últimas medidas son positivas pero no suficientes. Conversamos sobre qué otras medidas se pueden adoptar para desmantelar el bloqueo”.
Raúl reiteró que el fin del bloqueo y la devolución del territorio de Guantánamo que ocupa la Base Naval norteamericana son elementos ineludibles para una una normalización de las relaciones entre los dos países.
Apuntó que existen diferencias entre los dos gobiernos en varios temas como el de derechos humanos y ratificó el concepto de que Cuba considera a los derechos humanos como únicos e indivisibles.
Recordó sus palabras recientes ante el Parlamento de que cambiar todo lo que deba ser cambiado es asunto exclusivo y soberano de los cubanos.
En su intervención, el Presidente cubano también reafirmó que se debe poner en práctica el arte de la convivencia civilizada, ir por encima de las diferencias y buscar lo que nos une.
“Destruir un puente es fácil, reconstruirlo sólidamente es una tarea más larga y difícil”, enfatizó y recordó la hazaña lograda por Dyana Nayad de cruzar a nado el tramo entre La Habana y Florida, después de varios intentos fallidos.
Por su parte, el mandatario estadounidense Barack Obama agradeció la hospitalidad con que ha sido recibido por el Presidente cubano y por nuestro pueblo. Consideró como histórico este viaje y resaltó que sus hijas, que no suelen acompañarlos siempre en los viajes, tenían mucho interés en venir a Cuba.
Dijo también que la presencia de más de 40 congresistas en este viaje muestra el interés en Estados Unidos por la relación con Cuba.
Reconoció los logros cubanos en materia de educación y salud.
Obama apuntó que hay diferencias sobre democracia y derechos humanos y sobre eso habló con el presidente cubano. Remarcó además que los destinos de Cuba deben ser decididos por los cubanos, que viven orgullosos de su país , y que Cuba no es una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.
Destaco varios pasos dados por su gobierno en materia de viajes, comercio, telecomunicaciones y otras áreas para mejorar la relación con Cuba y flexibilizar el bloqueo.
Anunció que hay planes de ampliar los intercambios educacionales entre los dos países y también sobre futuras acciones en el campo de la salud.
Dijo que ha tomado las medidas administrativas a su alcance, pero que el bloqueo depende del Congreso. Auguró que el bloqueo contra Cuba acabará y le hubiera gustado ocurriera antes de que concluyera su mandato, pero lo ve poco problable por la lentitud del Congreso.
Al final de su intervención Obama reconoció el papel de Cuba en los Diálogos de Paz en Colombia y deseó se siga avanzando en el nuevo camino de relaciones entre nuestros dos países.
Concluidas sus presentaciones ambos presidentes conrtestaron algunas preguntas de la prensa.Obama-y-Raúl-en-conferencia-de-prensa-580x326

Obama en el Palacio de la Revolución: Sostiene conversaciones con Raúl Castro

21 de Marzo de 2016

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, recibe de manera oficial en el Palacio de la Revolución a Barack Obama, presidente de los Estados Unidos. Ambos mandatarios sostienen un encuentro sobre las relaciones bilaterales. Minutos antes, Obama colocó una ofrenda floral en el Monumento José Martí para rendir tributo al Héreo Nacional.
Al finalizar las conversaciones, los dignatarios ofrecerán declaraciones a la prensa que serán transmitidas en vivo por la televisión cubana. En la tarde, el jefe de estado norteamericano acudirá al Foro de Negocios Cuba-USA que se celebrará en el recinto ferial de ExpoCuba, ubicado al suroeste de La Habana.
Para la noche de este lunes está previsto que regrese al Palacio de la Revolución, donde participará en una cena de estado.
Mañana martes 22 de marzo, sobre las 10am, Obama dará un discurso público en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Después, se dirigirá al Estadio Latinoamericano para presenciar el juego de béisbol entre la selección cubana y el equipo de Grandes Ligas, Tampa Bay Rays. El choque debe comenzar a la 1:30pm. Un poco más tarde, será la despedida en el areopuerto José Martí. Tomará el avión presidencial, el Boeing 747-200, rumbo a Buenos Aires, capital de Argentina.
El presidente de EE.UU. llegó a Cuba de visita oficial junto a una delegación de 800 personas, entre las que se encuentran importantes políticos y funcionarios de su país, como el Secretario de Estado, John Kerry, la Secretaria de Comercio, Penny Pritzker y unos 37 miembros del Congreso, perteneciente a los partidos Republicano y Demócrata.
Todo el planeta sigue con atención la presencia de Obama en La Habana. Los grandes medios hacen eco de este suceso y en las redes sociales no cesa la circulación de información al respecto. La etiqueta #Cuba fue trending topic durante la pasada jornada en los Estados Unidos y varias partes del mundo.

HAVANA, CUBA - MARCH 21:  U.S. President Barack Obama (R) and Cuban President Raul Castro greet one another before bilateral meetings at the Palace of the Revolution March 21, 2016 in Havana, Cuba. These are the first direct talks between Castro and Obama, the first sitting U.S. president to visit Cuba in 88 years.  (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)
HAVANA, CUBA – MARCH 21: U.S. President Barack Obama (R) and Cuban President Raul Castro greet one another before bilateral meetings at the Palace of the Revolution March 21, 2016 in Havana, Cuba. These are the first direct talks between Castro and Obama, the first sitting U.S. president to visit Cuba in 88 years. (Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

Llegó Barack Obama a la tierra de Martí y de Fidel

Por: Ismael Francisco, José Raúl Concepción, Rosa Miriam Elizalde

20 marzo 2016 |

Llegada de Barack Obama a Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate
obama03

z canciller cubano recibe  a Obama
z canciller cubano recibe a Obama

otras05otras08
El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, aterrizó en el Aeropuerto Internacional José Martí, a las 16:19 horas locales en una tarde nublada y lluviosa en La Habana, después de dos horas y media de vuelo desde Washington.
Fue recibido al pie de la escalerilla por el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, y también, Josefina Vidal, la directora general de Estados Unidos, en el Ministerio de Exteriores, entre otros funcionarios cubanos y estadounidenses acreditados acá.
La visita del gobernante a Cuba es la primera de un mandatario de EE.UU. en casi 90 años, después que Calvin Coolidge asistiera a la Sexta Conferencia Anual Internacional de Estados Americanos, celebrada en La Habana en enero de 1928 bajo los auspicios del dictador Gerardo Machado.
El avión Air Force One despegó desde la Base Andrews de la Fuerza Aérea, a las afueras de Washington, a las 13:30 pm, hora local (la misma en Cuba), según The New York Times. En el Boeing 747-200 viaja además de la comitiva oficial, la esposa del mandatario Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y su suegra, Marian Robinson.
De acuerdo con el programa, del aeropuerto habanero situado en la avenida Rancho Boyeros parte a un encuentro con los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, y posteriormente hará un recorrido por el centro histórico de la capital, un área patrimonial y uno de los proyectos de restauración y de mejoramiento de la calidad de vida de la población más exitosos de la isla.
De acuerdo con declaraciones de la Casa Blanca, confirmado por el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, el Presidente estadounidense sostendrá el lunes un encuentro oficial con el líder cubano Raúl Castro en el histórico Palacio de la Revolución, después de lo cual los dos harán declaraciones a los medios de comunicación.
En la tarde, Obama participará en el Foro de Negocios Cuba-EEUU con líderes empresariales de ambos países, y en la noche asistirá a una cena de Estado en el Palacio de la Revolución. El martes dará un discurso en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, y antes de partir a Buenos Aires para continuar su gira latinoamericana, asistirá un juego de exhibición entre una selección del equipo nacional de béisbol y el Tampa Bay Rays.